Zaragoza
Suscríbete por 1€

La ampliación del Albergue de Zaragoza comenzará en 2023 y costará 4,5 millones

PP-Cs ha aprobado el proyecto, que prevé un nuevo espacio para las emergencias y olas de frío. La obra permitirá recuperar el antiguo cuartel de San Agustín y parte de la Muralla.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, este jueves durante la presentación del proyecto.
El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, este jueves durante la presentación del proyecto.
Miguel G. García

La vieja aspiración del Ayuntamiento de Zaragoza de mejorar sus instalaciones del Albergue, un equipamiento en el que se atiende a las personas sin hogar, está cada vez más cerca. El proyecto ya está listo –este jueves lo aprobó el gobierno PP-Cs– y la previsión municipal es que las obras puedan comenzar antes de las elecciones de 2023. En total, las obras supondrán una inversión de 4,5 millones de euros en los 16 meses de trabajos.

El alcalde, Jorge Azcón, junto a los responsables de Urbanismo, Víctor Serrano, y Acción Social, Ángel Lorén, se acercó ayer a las instalaciones para presentar el proyecto. «Esta reforma es histórica. Se lleva hablando de ella desde hace más de una década», dijo el regidor, que repasó las mejoras en materia social impulsadas por el gobierno en los dos últimos años, especialmente el incremento del presupuesto del Área hasta los 100 millones de euros. «El sinhogarismo se ha reducido, pero sigue habiendo gente a la que tenemos que ayudar», afirmó Azcón.

El proyecto tiene dos actuaciones principales. Por un lado, se construye un nuevo edificio de recepción con entrada desde Alonso V. Tendrá 949 metros cuadrados, dispondrá de tres plantas y servirá como espacio de acogida para permitirá mejorar el control y atención de los usuarios. El proyecto incorpora un nuevo espacio de emergencias para dar alojamiento en momentos en que las inclemencias climatológicas, especialmente en invierno. Así se sustituirán las barracones prefabricados que se utilizan en la actualidad por unas instalaciones de mayor calidad y confort.

Pero por otro lado, el proyecto supone una mejora sustancial del patrimonio municipal. Las obras van a permitir recuperar el antiguo cuartel de San Agustín, el único de los cuatro inmuebles del antiguo recinto militar que está en desuso. Azcón hizo hincapié en el que el Ayuntamiento es propietario del inmueble desde 1989, con la operación cuarteles, y que es ahora cuando se va a rehabilitar.

Además, el proyecto, diseñado por los servicios de Arquitectura del Ayuntamiento de Zaragoza, implica la preservación del rico patrimonio arqueológico de la zona (hay restos iberos, romanos y musulmanes), así como el adecentamiento de tramo de muralla romana que hay en la zona y que quedará a la vista.

En total, el Albergue municipal va a ganar 1.872,40 metros cuadrados, de los que 923 corresponde al viejo edificio del cuartel. Allí habrá espacio para el personal que se encarga de la atención de las personas sin hogar y espacios polivalentes para actividades vinculadas al plan social de primera oportunidad. Con la reforma, no habrá muchas más plazas (pasarán de 120 a 130), pero estas tendrán mucha más calidad. El alcalde estaba especialmente «orgulloso» de este proyecto y confió en que pueda recibir fondos de otras administraciones, como el Estado o la DGA o de la Unión Europea.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión