Zaragoza
Suscríbete por 1€

solidaridad

El Círculo de Silencio Zaragoza cumple una década de atronadora reflexión sobre las injusticias hacia los inmigrantes

Este viernes 6 de mayo, a la 20.00, miembros de las diez entidades que lo conforman se reunirán en la plaza del Pilar durante media hora para renovar su compromiso con esta protesta pacífica.

El último Círculo de Silencio celebrado en Zaragoza hasta ahora, el pasado 1 de abril.
El último Círculo de Silencio celebrado en Zaragoza hasta ahora, el pasado 1 de abril.
C.S.Z.

Marisa López Moreno pertenece a Cáritas, una de las diez entidades integradas en el Círculo del Silencio de Zaragoza. Este viernes 6 de mayo, en la Plaza del Pilar, esta iniciativa cumplirá exactamente una década en Zaragoza; suele realizarse en la plaza de España cada primer viernes de mes a las 20.00, pero en mayo este espacio situado frente a la Diputación Provincial de Zaragoza está reservado para otra actividad, de contenido cultural en este caso. “Ningún problema; el Círculo del Silencio comenzó a celebrarse en Zaragoza en la plaza del Pilar, así que allá iremos, y en junio no faltaremos a la cita, ni en agosto, y seguiremos adelante”, apunta la activista social.

La iniciativa comenzó en Francia en 2007 gracias al franciscano Alain Richard, fallecido en 2021 a los 96 años de edad. Con la fundación de los Círculos, la denuncia del sacerdote galo se centraba en las indignas condiciones de los migrantes en los centros de detención administrativa. La idea tardó apenas un lustro en hallar asiento y continuidad en Zaragoza gracias a personas que la habían conocido en Toulouse y otras ciudades francesas, con una continua variación de foco y el denominador común de las causas solidarias, siempre con un modelo pacífico de protesta. 

Actualmente hay una decena de entidades implicadas en este Círculo: Acción Solidaria Aragonesa (ASA), Asociación de Inmigrantes Senegaleses en Aragón (AISA), Cáritas-minorías étnicas, Comunidades de Vida Cristiana (CVX), Comité Óscar Romero, Delegación Diocesana de Migraciones, Centro Pignatelli, Centro de solidaridad PH, Encuentro y Solidaridad y Promoción y Desarrollo (PROYDE).

“De Toulouse pasó a Burgos y otras ciudades españolas. Cáritas se sumó pronto, y poco a poco completamos el actual colectivo -apunta Marisa- con adhesiones progresivas. Aquí nadie lidera, estamos todos en igualdad de condiciones, hay turnos para coordinar el tema cada mes; le toca a Delegación Diocesana de Migraciones el día 6. Y oye, hemos estado bajo cero, con viento, lluvia y 40 grados… solo el confinamiento de 2020 lo paró unos meses, y una cabalgata de Reyes motivó que se moviera al día anterior. En estos meses hemos guardado la distancia de seguridad, claro”.

Imagen del Círculo de Silencio Zaragoza en 2013.
Imagen del Círculo de Silencio Zaragoza en 2013.
José Miguel Marco

Esta protesta silente y circular comienza con la colocación de una pancarta. “Es un silencio en forma de diálogo, una apelación a la conciencia. Desde la pandemia dejamos de llevar pancartas personales, por seguir las recomendaciones sociosanitarias. Tras colocar la pancarta, que alude a un tema concreto, nos ponemos alrededor en círculo; siempre hay un mínimo de 50 personas, pero hemos llegado a estar más de 100. Se da la bienvenida y se avisa del inicio; pasamos unos 25 minutos en silencio, es un rato para la reflexión. Luego se pone la canción ‘No me llames extranjero’, del cantautor argentino Rafael Amor, que murió poco antes de la pandemia. Se lee un pequeño manifiesto, y cada uno para su casa”. 

El Círculo apela a la conciencia de quienes hacen las leyes, de quienes las aplican y de aquellos en cuyo nombre son hechas. Se elige el silencio como forma de acción que aglutina a personas de buena voluntad, que pudiendo tener confesiones, culturas o ideología diferentes, encuentren un lenguaje común en ese silencio solidario con los empobrecidos.

Hay un blog de Círculo En Silencio Zaragoza que contiene noticias relativas a la inmigración, así como los manifiestos mensuales; desde allí se genera una lista de correos electrónicos que convoca mensualmente a los Círculos. Además, se organizan otras actividades, como recogidas de firmas para causas concretas, proyecciones fílmicas con coloquio posterior, obras de teatro, charlas y mesas redondas. También se han sumado desde el Círculo zaragozano a campañas concretas generadas desde otros colectivos, como ‘Salvad la Hospitalidad’ en 2013, que denunciaba el intento de criminalizar la acogida de los inmigrantes sin papeles. Otra campaña fuerte fue la defensa de “Salud Universal”, nuevamente con firmas y charlas en 2014.

Desde el Círculo también se hace un ejercicio de autoanálisis. “Como elemento negativo, o limitación de nuestros Círculos, señalaríamos la presencia minoritaria de las personas migrantes y refugiadas en los mismos, pues los asistentes somos mayoritariamente de las organizaciones convocantes. El reto es ir ampliando ese círculo con ellos”, afirman desde su página de internet. En España también hay Círculo del Silencio en Almería, Burgos, Granada, Lugo, Madrid, Murcia, Salamanca, Sevilla, Tenerife, Valladolid y Vitoria.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión