Zaragoza
Suscríbete por 1€

Crimen en Figueruelas: los asesinos golpearon en la cabeza a la víctima con un objeto contundente

Los agentes de la Guardia Civil encontraron distintas drogas en el lugar del crimen y algunos vecinos lo vinculan con ese mundo.

Hallan a un hombre muerto con signos de violencia en Figueruelas
Hallan a un hombre muerto con signos de violencia en Figueruelas
Guillermo Mestre

Los habitantes de Figueruelas se despertaron este martes con la noticia del asesinato de uno de sus vecinos, Antonio G. I., de 61 años, cuyo cadáver fue encontrado por su hermano. No respondía a sus llamadas, tuvo un mal pálpito y decidió presentarse en su domicilio de madrugada. El temor estaba más que justificado y el hallazgo no pudo ser más terrible: el cuerpo de su hermano estaba en una habitación, atado, ensangrentado y con múltiples golpes, sobre todo en la cabeza. El hombre llamó rápidamente a la centralita del 112 y, a partir de ese momento, se movilizaron los servicios de emergencia y en especial varias unidades de la Guardia Civil, que se han hecho cargo de la investigación.

El crimen se cometió en el domicilio de la víctima, situado en el número 16 de la calle Mayor. Antonio G. I. vivía solo, acompañado de dos perros pequeños, aunque su hermano estaba muy pendiente siempre de él y no dejaba de dar vueltas por su casa. La última vez que su familia lo vio con vida fue precisamente el lunes por la tarde y parecía estar bien. Pero su hermano no se quedó del todo tranquilo y al no responderle a varias llamadas, decidió presentarse sobre la 1.30 en su vivienda.

A falta de que la Guardia Civil confirme oficialmente las causas de la muerte, parece que la víctima fue golpeada con un objeto contundente en la cabeza repetidas veces. Los vecinos de la calle no oyeron ruidos ni de pelea ni de gritos de auxilio. Aparentemente, ninguna de las dos puertas de la vivienda, ni la principal ni la trasera que da a un patio, estaban forzadas. Tampoco las ventanas, por lo que se puede deducir que Antonio G. I. conocía a sus agresores y que les pudo llegar a franquear la entrada.

Al fallecido no se le conocía oficio y los vecinos de Figueruelas, que lo han visto toda la vida, pues es oriundo de la localidad, lo relacionan con el mundo de las drogas. De hecho, los agentes encontraron en su casa varios tipos de sustancias estupefacientes cuya cantidad y tipo no ha trascendido.

Cámaras de seguridad y drogas

"Su casa recibía frecuentes visitas y una vez llegó a colocar dos o tres pequeñas cámaras de seguridad en la puerta y la ventana de la fachada, pero se las hicieron quitar", manifestaba este martes un vecino. Otro recordó otra vez en que tres individuos se colaron en su vivienda trepando por el muro trasero y la intención, contó, parece que era la de robar drogas. Entre otras, alguna planta de marihuana que llegó a cultivar en su interior. "Más de una vez han venido operarios de eléctricas a cortarle la luz que enganchaba del tendido público. Pero tal como se iban, la volvía a conectar", indicó un vecino. Esta práctica es habitual en el cultivo de marihuana en interiores, pues precisa de un alto consumo eléctrico.

La vivienda fue inspeccionada este martes en dos ocasiones por agentes del Laboratorio de Criminalística en busca de huellas que ayuden en la investigación, a cargo del grupo de Homicidios de la Guardia Civil. La titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Zaragoza, que se encontraba de guardia, se ha hecho cargo del caso. El cadáver de Antonio G. I. fue levantado por la Hermandad de la Sangre de Cristo, que lo trasladó al Instituto de Medicina Legal de Aragón para practicarle la autopsia. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión