Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

La plaza de La Magdalena se renovará en verano para frenar su deterioro y recordar su historia

Las obras, que costarán 140.000 €, reflejarán en el pavimento la traza de la antigua muralla.

La plaza de la Magdalena es el corazón del barrio.
La plaza de la Magdalena, en imagen de archivo.
CARLOS MONCÍN

El Ayuntamiento de Zaragoza ya tiene casi listo su proyecto de obras para renovar el pavimento de la plaza de La Magdalena, una de las más emblemáticas del Casco Histórico. Además de remozar un espacio urbano que evidencia ya algunos signos de deterioro, la intervención, que forma parte de la operación plazas diseñada por Consistorio, prevé servir para preservar la historia que esconde este lugar, donde estuvo la muralla romana y la puerta de Valencia.

La intervención supondrá un desembolso de 141.000 euros y afecta a una zona especialmente protegida, dado que allí se encuentra la iglesia de la Magdalena, una de las joyas del mudéjar aragonés, Bien de Interés Cultural y recientemente restaurada. En la actualidad, la plaza tiene dos zonas de adoquín que se encuentran deterioradas. De hecho, los que están colocados en curva siguiendo el perímetro de la iglesia están, en su mayor parte, «sin rejuntar con mortero», según explica la memoria valorada del proyecto.

La configuración por la que se ha optado es muy similar a la actual y se conservarán los árboles que hay en la plaza. No obstante, se pretende dar mayor uniformidad con un tratamiento de granito en tres colores: rojo para la banda central (ahora es de adoquín de hormigón), negro para las franjas longitudinales y transversales que enlazan alcorques y el resto de granito gris. El objetivo es dar continuidad a los tonos que predominan en el Casco Histórico.

Pero además de adecentar la plaza, los trabajos mantendrán el recuerdo de la historia de este espacio urbano, que se remonta a los tiempos de la fundación de Cesaraugusta. De hecho, en la zona hay restos de la puerta decumana oriental de Cesaraugusta, llamada desde época medieval puerta o arco de Valencia y derribada en el año 1867. Por eso, el granito rojo seguirá la línea por la que discurría la muralla romana, según eplicaron fuentes municipales.

La intervención en la plaza de la Magdalena forma parte de la ‘operación plazas’ con la que el gobierno PP-Cs quiere remozar varios de estos enclaves de la ciudad. Además de la plaza de La Magdalena, el Ayuntamiento ha previsto actuaciones en otras seis de la ciudad entre este año y el próximo. En total, quiere invertir 2 millones de euros.

De hecho, han comenzado los trabajos en dos de ellas. Por un lado, está la plaza de La Albada, en el barrio de La Jota, donde ya se está trabajando en la colocación de una nueva tubería en la calle de Miguel Asso, paso previo a la intervención en la plaza. Se cambiarán las baldosas estropeadas, se arreglará la pérgola metálica y se actuará en las zonas verdes y el área de juegos. También han comenzado trabajos en la plaza de Santa Cruz, aunque en este caso serán de menor entidad: se va a remozar la zona de giro de vehículos, los encintados de ladrillo de los alcorques y la zona ajardinada central. También se sustituirán las losetas actuales por otras con un acabado distinto.

El Ayuntamiento también va a actuar en la plaza de Lolita Parra, en la mejora del ajardinamiento en la plaza de Reina Sofía, en la glorieta del Esperanto y, sobre todo en la plaza de San Pedro Nolasco, que supondrá una inversión de unos 800.000 euros. «La operación plazas fue un compromiso del alcalde. Queremos ponerlas en valor y que sean lugares de encuentro y disfrute. Son espacios que requerían inversiones desde hace años», explicó la concejal de Infraestructuras, Patricia Cavero.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión