Zaragoza
Suscríbete por 1€

Urbanismo

El futuro estadio de futbol de Zaragoza se enfrenta a sus incógnitas

El proyecto echa a rodar con múltiples incertidumbres, la primera de ellas la ubicación. PP-Cs defiende un campo en la ciudad consolidada y rechaza la opción de San José, mientras que el PSOE deja la iniciativa al gobierno.

Vista del campo municipal de La Romareda desde el hospital Miguel Servet de Zaragoza.
Vista del campo municipal de La Romareda desde el hospital Miguel Servet de Zaragoza.
Oliver Duch

Otra vez. Como si fuera un sueño que se repite, Zaragoza se enfrenta a su eterna aspiración, la de tener un estadio como el resto de las grandes ciudades. Porque la vieja Romareda ya no da más de sí: deteriorada, alejada de lo que hoy se exige a un estadio moderno, necesitada de apaños a la mínima e incapaz de acoger acontecimientos deportivos de envergadura. La ciudad exige tener su emblema arquitectónico y su plataforma de grandes acontecimientos culturales, deportivos y de ocio. Pero la complejidad del momento político y futbolístico arroja múltiples incógnitas que solo el tiempo y la habilidad de los impulsores de este proyecto podrán despejar.

¿Dónde se construirá?

De todas las dudas que afectan a al nuevo estadio, la primera es el emplazamiento. El Ayuntamiento de Zaragoza ha presentado un informe con 12 localizaciones: Romareda, San José, Parking Norte, Valdespartera, Puerto Venecia, antiguo ferial... La ubicación, que define el modelo de financiación requeriría, a priori, de un acuerdo político amplio, al ser un proyecto estratégico.

Salvo ZEC, que ya ha dicho que defiende la remodelación del estadio actual, los grupos se guardan sus preferencias. En principio, el 26 de abril los partidos deben plantear hasta un máximo de tres emplazamientos para centrar el debate. Fuentes de PP-Cs explican que defenderán opciones "en la ciudad consolidada" y solo se atreven a avanzar que la prevista en San José "no es la opción favorita". Esta última era el planteamiento que hace unos meses gustaba a los socialistas (es la misma que propuso este partido en 2008). Pero hace ya días que no apuesta por ninguna a la espera de que hable el alcalde, Jorge Azcón, que suele repetir la broma de que el PSOE solo quiere conocer su opinión para proponer otra cosa.

El emplazamiento de San José tiene como principal ventaja que el proyecto ya está redactado.
El emplazamiento de San José tiene como principal ventaja que el proyecto ya está redactado.
Estudio Joaquín Sicilia

Fuentes de Alcaldía insisten en que Azcón está dispuesto a renunciar a su propuesta en favor de un acuerdo. En el Ayuntamiento advierten de que la falta de consenso ha frustrado los proyectos anteriores y consideran que la incorporación del PSOE facilitaría la participación de la DGA y por tanto el éxito de la operación. En caso de desacuerdo, diversas fuentes apuntan a que la opción con más posibilidades es la de La Romareda, dado que podría sortear un hipotético veto de la DGA al no requerir de su autorización. Además es la opción favorita de gran parte de la afición zaragocista y, por tanto, la menos polémica.

¿Y la financiación?

Es la gran incógnita. Depende de tres factores: la ubicación, el modelo de estadio y la participación de otras administraciones. Gobierno y oposición entienden que no se podrá financiar con cargo al presupuesto, por lo que tendrán que entrar en juego recalificaciones de suelo para hacer caja.

El gobierno PP-Cs preparó una propuesta de nuevo estadio en La Romareda en 2019 que fue rechazada poco antes de la pandemia por el PSOE y que contemplaba sacar unos 60 millones de euros de la construcción de unos 420 pisos en dos parcelas municipales cercanas al estadio. Si el campo se traslada y su solar se recalifica, las plusvalías serían mayores. Hasta ahora, se ha hablado de proyectos de estadio que van de los 120 a los 150 millones de euros, con un aforo de unos 40.000 espectadores. Luego está el papel del club y de otras administraciones distintas a la municipal. El alcalde siempre ha defendido un modelo societario para gestionar el estadio en el que participaran las administraciones y el club, al estilo del estadio de San Mamés en Bilbao.

¿Habrá acuerdo político?

Tanto la DGA, bajo control socialista , como el Ayuntamiento, de PP-Cs, han hecho múltiples declaraciones en defensa de un acuerdo. Pero la profunda desconfianza que marca las relaciones entre las dos instituciones, muy deteriorada durante la pandemia, complica las cosas. Tras el fracaso de la propuesta inicial en La Romareda, a petición de los socialistas Azcón aceptó abrir un nuevo proceso de negociación bajo la premisa del "folio en blanco".

Según PP-Cs, se han mantenido reuniones "discretas" para forjar un proyecto compartido, sin que haya habido avances. PP-Cs sostiene que en el PSOE no había verdadera vocación de negociar y que este tiempo ha tratado de "marear la perdiz", no solo para que no hubiera obras antes de las elecciones, sino ni siquiera un acuerdo de mínimos, por considerar los socialistas que el éxito lo acabaría capitalizando Azcón, líder a su vez del PP-Aragón.

El estadio se ubicaría en el estacionamiento del Parking Norte, propiedad de la DGA.
El estadio se podría ubicar en el estacionamiento del Parking Norte, propiedad de la DGA.
Guillermo Mestre

El PSOE niega que el Ayuntamiento haya tenido una verdadera intención de pactar, al no haber presentado propuestas serias. Pese a su entusiasmo inicial, cuando decía que quería participar en el proyecto "desde el origen", en sus últimas declaraciones, el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha marcado distancias. No solo cede la iniciativa al Ayuntamiento, sino que exige "un proyecto completo y acabado" con todos los detalles de su financiación y "luz y taquígrafos". Solo después de que haya un acuerdo en el Consistorio, la DGA estaría dispuesta a estudiarlo. El PP por su parte ve en estas palabras estrategias dilatorias y no se fía.

Lambán: "Nosotros no vamos a entrar en el juego de las ubicaciones. Esperamos una idea completa y acabada del nuevo campo"

Hay que analizar los incentivos de las partes para el pacto. El gobierno PP-Cs tiene muchos. Significaría cumplir su principal promesa electoral, facilitaría la llegada de financiación de otras administraciones, especialmente la DGA, evitaría riesgos jurídicos y, en definitiva, controversias en torno a una cuestión sensible. Para el PSOE, no hay tantos alicientes. No solo teme perder la capacidad de controlar la evolución del proyecto una vez acordado. Además, si fracasa la negociación lograría dificultar el proyecto estrella de su adversario y tendría margen para confrontar con el principal reclamo electoral de Azcón a un año de las municipales.

Azcón: "No voy a empeñarme en imponer mi opinión a los demás"

Ante esto, responsables populares dicen que habrá una operación para construir un nuevo estadio en marcha, con pacto o sin él, antes de la cita con las urnas. Y avisan al PSOE de que quedarse fuera y hacer oposición al campo también puede tener coste. En cualquier caso, en el gobierno local existe el convencimiento que conforme avancen los días el acuerdo acabará llegando.

¿Cuáles son los plazos?

De momento solo hay dos fechas: el 26 de abril, el día en que se deben concretar las opciones favoritas, y el 10 de mayo, cuando debe iniciarse un proceso de participación ciudadana. Tras varios meses sin avances, el PSOE municipal dice "que no es bueno tener muchas prisas". Dejando de lado las cuestiones tácticas, el futuro estadio entra en una dinámica que difícilmente se puede detener.

Jorge Mas: "Es necesario alcanzar un acuerdo con las instituciones para poder tener un estadio acorde a la historia del club"

Al margen de las deficiencias del estadio, Zaragoza se juega ser subsede del Mundial de Fútbol de 2030, que España quiere organizar junto a Portugal. La elección se producirá en 2024, por lo que no queda mucho tiempo y las posibilidades de que se celebre en España son altas. No puede organizarse ni en Asia ni en América del Norte, Central y el Caribe, dado que la FIFA exige rotación de continentes y los próximos campeonatos son en Qatar en 2022 y en Canadá, México, EE. UU en 2026. Tocaría Europa y Reino Unido ya ha renunciado para centrarse en la Eurocopa 2028.

Las principales ciudades tienen sus estadios reformados, salvo Zaragoza. El presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, pidió un acuerdo antes de septiembre para que la ciudad sea subsede, una posible vía incluso de financiación. Luego está la importancia del nuevo estadio en la candidatura olímpica, en negociación entre Aragón, Cataluña y el COE.

¿Y el Real Zaragoza?

El Real Zaragoza, principal usuario del estadio, está en un proceso de transición, a la espera de que lleguen los próximos socios mayoritarios. El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ya anunció que la opinión de los nuevos propietarios será tenida en cuenta. El futuro presidente, Jorge Mas, ya apostó por un acuerdo con las instituciones para impulsar un nuevo estadio, dado que la actual Romareda no permite al club "crecer" y ofrecer "la experiencia de ocio" a la que aspira la nueva propiedad. El Ayuntamiento confía en reunirse en los próximos días con el Real Zaragoza para avanzar en su papel en el proyecto.

1

La Romareda

A favor:  Tiene como ventajas su centralidad, el hecho de que el suelo es público, tiene proyecto y los costes de urbanización más bajos (4,9 millones).
​En contra: El campo debe seguir en uso, el espacio es menor y los aprovechamientos lucrativos de una modificación de PGOU se limitan a 60 millones.

2

San José

A favor: Ya tiene un proyecto, que habría que actualizar, tendría un buen acceso rodado al tener cerca la estación de Miraflores, los cinturones y Tenor Fleta. Como todas las opciones de traslado, recibiría más fondos, dado que se podría recalificar el solar de La Romareda.
​En contra: Son suelos privados, los costes de urbanización son más altos (14,9 millones), el campo estaría en una zona alejada sin urbanizar ni planeamiento.

3

Parking Norte de la Expo

A favor: los suelos son públicos, la modificación del planeamiento es sencilla y está bien comunicada, con el tranvía y grandes vías de comunicación.
​En contra: al ser terrenos de la DGA, requiere participación y acuerdo autonómico. No tiene acceso a pie de todos los barrios, salvo el propio.

4

Valdespartera

A favor: el suelo es municipal, las obras de urbanización serían poco relevantes y se podrían obtener más de 60 millones al recalificar la Romareda.
​En contra: el principal problema es que estaría en un lugar muy alejado del centro sin posible acceso a pie de otros barrios, salvo el propio.

5

Antiguo ferial

A favor: está en el barrio de San José, frente a Veterinaria, en el encuentro de la carretera de Castellón y la Z-30. Tiene buen acceso rodado.
​En contra: es un suelo privado, sin desarrollar y con necesidad de obras importantes. El planeamiento es complejo y afectaría a los plazos.

6

Junto a Plaza

A favor: situado entre Miralbueno y Arcosur, está en zonas urbanizadas o en trámites de urbanización, con buenas comunicaciones junto a la carretera de Madrid y la Z-40. Los trámites no serían complejos.
​En contra: es un suelo privado, precisaría de nuevos accesos y estaría más lejos del centro que La Romareda o incluso Valdespartera.

7

Junto a Puerto Venecia

A favor: es una zona limítrofe a la Z-40, por lo que tendría accesos fáciles desde allí o desde Puerto Venecia. 
​En contra: es un suelo privado, la tramitación del nuevo planeamiento es complejo, lo que alargaría los plazos. Requiere obras y está muy alejada del casco urbano.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión