Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

Un tortuoso viaje de más 2.000 km de Serbia a La Muela ocultos entre lavadoras

El aviso de una pareja que escuchó «voces extrañas» dentro del remolque de un camión permite a la Guardia Civil descubrir a dos polizones de Afganistán. Se investiga si se habían colado por su cuenta o se trata de alguna red organizada. 

Los dos hombres de origen afgano, en la fotografía, se ocultaron entre la carga del camión, que llevaba lavadoras a Valencia y Salamanca.
Los dos hombres de origen afgano, en la fotografía, se ocultaron entre la carga del camión, que llevaba lavadoras a Valencia y Salamanca.
HA

Las casualidades pueden resultar a veces providenciales. Pero fue precisamente eso, una casualidad, la que permitió descubrir este domingo, 10 de abril, a dos personas viajando ocultas entre la carga de un camión con matrícula serbia. El chófer llevaba varios miles de kilómetros a las espaldas y todavía le quedaban unos cientos para llegar a su destino, por lo que sobre las 14.15 se detuvo a hacer la parada reglamentaria en una gasolinera de La Muela. Y mientras reponía fuerzas, una pareja que caminaba con su perro junto al vehículo distinguió «voces extrañas» procedentes del remolque. No hablaban en español, por lo que les resultó extraño y llamaron a la Guardia Civil.

No tardó en llegar hasta el área de servicio de la A-2 una patrulla de Seguridad Ciudadana de El Burgo de Ebro. En principio, todo apuntaba a un posible robo, por lo que los agentes adoptaron precauciones. Para su sorpresa, la lona del remolque seguía precintada y no presentaba ningún corte. De ahí que buscaran por allí al conductor del camión para pedirle que abriera.

Cuando localizaron al transportista y le explicaron que se habían escuchado «voces y ruidos extraños» dentro del remolque, se mostró sorprendido y dijo que él no había notado nada en todo el viaje. Claro que la cabina y la carga son independientes. Finalmente, el chófer soltó las cinchas laterales para poder examinar el interior del remolque. Y para asombro de todos, en un estrecho hueco, parapetados entre las lavadoras que transportaba el trailer fueron localizados dos hombres que no hablaban castellano.

Con dificultad, los agentes lograron averiguar que se trataba de dos inmigrantes afganos que podrían haber subido al vehículo en origen. Se trata de un recorrido de unos 2.500 kilómetros que implica varios días de viaje. Y aunque llevaban consigo agua, no tenían ningún tipo de alimento.

Con la colaboración de otra patrulla del destacamento de Tráfico de la Guardia Civil en Zaragoza, se inmovilizó el camión y se dio cuenta de lo sucedido a Extranjería. Porque los supuestos polizones parece que no portaban ningún tipo de documentación, lo que obliga a abrir un expediente  inmediato de deportación.

Pero la investigación será compleja, porque lo importante ahora es averiguar si se trata de un hecho o puntual o si en realidad hay algún tipo de mafia o red introduciendo inmigrantes por este método en España. El camionero dijo no saber absolutamente nada de estas personas, por lo que podrían haberse colado en el remolque mientras lo cargaban. Pero tampoco se pueden descartar otras posibilidades, por lo que los investigadores tienen trabajo por delante. Máxime, teniendo en cuenta el origen de las personas que iban ocultas entre las lavadoras.

La Guardia Civil habría contactado ya con la empresa de transportes, que confirmó que el camión en el que viajaban los afganos iba a dejar la mitad de la carga en Valencia para continuar después trayecto a su destino final, Salamanca.

Cae una red de trata de blancas

Por otro lado, la Policía Nacional  informó este lunes de una operación conjunta con la Gendarmería francesa que ha permitido desarticular una red criminal dedicada a la trata y explotación sexual de personas. La organización operaba en el país vecino, pero tenía una ramificación en Zaragoza, donde fueron registradas dos viviendas.

Gracias a esta investigación han sido detenidas 13 personas y liberadas 8 mujeres colombianas a las que obligaban a prostituirse en pisos de citas. Tras practicar hasta 13 entradas y registros, la Policía logró intervenir 282.000 euros en efectivo y 40 terminales móviles. Se han embargado también 53.000 euros ingresados en cuentas corrientes y dos viviendas en Francia con un valor estimado de 340.000 euros. Al parecer, la red dedicaba parte de los beneficios a adquirir inmuebles en la capital aragonesa y otras ciudades españolas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión