Zaragoza
Suscríbete por 1€

ZARAGOZA

El tranvía de Zaragoza recupera la sonrisa

Si ves caras en objetos cotidianos, ya sea en fachadas, en bolsos, al darle al vuelta al café o en las nubes... es efecto de la pareidolia, un fenómeno que hará que te acuerdes de este artículo cuando llegue el tranvía. 

A la izquierda, el Urbos 3, el actual tranvía de Zaragoza; a la derecha el nuevo
A la izquierda, el Urbos 3, el actual tranvía de Zaragoza; a la derecha, el nuevo (Urbos100).
Víctor Meneses

Cuando se presentó en 2010 el tranvía de Zaragoza (el Urbos 3), varios diseñadores opinaron en Heraldo del diseño del mismo. Ana Bendicho, de Estudio Novo, nada más ver la imagen lo advirtió: "Uf, tiene cada de enfadado, de triste". "Los tranvías tienen cara y hay que buscarles la sonrisa, como el de Burdeos. Deben ser humanos, agradables", dijo. Carlos Sánchez, profesor de Diseño de Hacer Creativo, no estaba de acuerdo. "No tiene cara de enfadado...", replicó. El debate estaba abierto.

"Aunque no seamos conscientes, estamos rodeados de diseño", afirma Miguel Frago

Doce años después, hace apenas unos días se presentaron los nuevos Urbos100 y parece que al tranvía de Zaragoza se le ha pasado el enfado. Viene con un frontal tan curvado que representa una sonrisa de puerta a puerta. Los nuevos tranvías deberían estar operativos en el primer semestre de 2024, y se incorporaran a la flota de 21 convoyes que tiene en este momento este servicio de transporte en Zaragoza. El Gobierno de Zaragoza aprobó que la empresa concesionaria le haga el encargo a CAF. Desde esta empresa dicen que "el nuevo diseño de la plataforma de tranvías que vendrá a Zaragoza" la llevan a cabo hace algunos años y "ha evolucionado". "De hecho, otras ciudades como Sídney, Birmingham o Kaohsiungya ya disponen de tranvías con similar estética y similar frontal", afirman desde CAF.

A la izquierda, el Urbos 3 (atual tranvía de Zaragoza), a la derecha, el Urbos 100 (el nuevo modelo)
A la izquierda, el Urbos3 (atual tranvía de Zaragoza), a la derecha, el Urbos100 (el nuevo modelo)
Heraldo.es

"Al nuevo tranvía lo veo mucho más sonriente", confiesa la diseñadora aragonesa Ana Bendicho. "Ha ganado bastante la perspectiva de conducción, ampliando la zona de visibilidad y tiene aspecto de un animalito que se introduce en la ciudad y que convive con los ciudadanos", interpreta la diseñadora de  Estudio Novo. "Creo que ha mejorado mucho el diseño: es más aerodinámico, más amable y más cercano", concluye.

"Al percibir estos objetos, nuestro cerebro activa las mismas áreas que se activan al reconocer las caras reales y nos prepara para identificar el estado emocional de la otra persona", afirma la psicóloga Ana Notivoli

Bendicho recuerda un caso similar cuando trabajaba hace años para Hispano Carrocera: "Desde la empresa de Pinifarina me consultaron si sabía por qué no vendían un modelo concreto de autobús diseñado por su compañía y les conteste que era porque estaba enfadado. Me propusieron diseñar uno nuevo al que le hice una gran sonrisa. Hoy en día, se sigue viendo por ahí". La diseñadora aragonesa imagina con sorna que "quizás el tranvía actual esté enfadado porque quería que algún profesional aragonés diseñara la carrocería del modelo del Urbos que recorre Zaragoza".

Miguel Frago, uno de los diseñadores de 12Caracteres y autor de muchos de los carteles que se cuelgan en Zaragoza, resalta la importancia del diseño urbano: "Aunque no seamos conscientes, estamos rodeados de diseño, y esto nos afecta directamente en la manera que percibimos y nos relacionamos con el mundo. Las formas del nuevo tranvía se dibujan más suaves y accesibles. Seguro que cuando nos crucemos con uno de ellos lo observamos de manera más amable, y si entornamos un poco los ojos incluso podremos ver como se aleja esbozando una sonrisa a su paso".

¿Qué es la pareidolia?

Si al ver el tranvía también piensas en que los faros son ojos y las curvas del frontal forman una boca, a eso se le llama pareidolia. Es el fenómeno psicológico que se da cuando una imagen es percibida erróneamente como una forma reconocible como pudiera ser una cara. Este palabro es de origen griego y significa 'figura semejante a'. "Los humanos, de manera inconsciente, buscamos otorgar rasgos humanos a los objetos que nos rodean. Cuando se despierta ese instinto no puedes dejar de ver esas caras que aparecen por todos lados. La manecilla de una puerta, un grifo, la fachada de un edificio…", apunta Miguel Frago.

Esta foto del Heraldo te observa...
Esta foto del Heraldo te observa...
Canva

¿Y si yo también veo caras en los objetos inanimados me tengo que preocupar? No te asustes, no eres el único ni la única y, además, sufrir este efecto es buena señal, ya que significa que tu cerebro tiene unas conexiones neuronales fuertes y estables, según desveló un estudio de la Universidad de Toronto.

También lo dice una psicóloga zaragozana. "Este fenómeno nos pasa a casi todas las personas. Tiene un fin evolutivo que facilita la interacción social y nos ayuda a reconocer y descifrar el mundo que nos rodea mediante patrones simples y reconocibles", afirma Ana Notivoli, psicóloga del Centro Materno Infantil Rosales del Canal. "Al percibir estos objetos, nuestro cerebro activa las mismas áreas que las que se activan al reconocer las caras reales y nos prepara para percibir el estado emocional de la otra persona y favorecer así la interacción social", aclara Notivoli, "por ello, igualmente en la pareidolia, según la emoción que exprese el objeto (alegría, tristeza….) nos activa ese reconocimiento emocional. Con el nuevo tranvía  pasa igual: nos transmite alegría en comparación con el anterior que nos transmitía enfado o tristeza". 

La pareidolia en redes y como estímulo de consumo

La pareidolia puede llegar a influir en muchos ámbitos de nuestra vida, incluso en la compra de un nuevocoche. Según un experimento elaborado por el equipo de EFS Consulting, la mayoría de los compradores de vehículos preferirían aquellos que parecen enfadados

Varios modelos de coches con la interpretación de su rostro
Varios modelos de coches con la interpretación de su rostro
Pinterest

¿Por qué? Estos coches son más anchos y bajos de frontal, con una entrada de aire alargada y unos faros angulosos. La descripción estética de un coche deportivo, el modelo de coches que le gusta a casi todo el mundo. Los coches menos valorados como opción a compra, según el estudio, fueron los que representaban la tristeza en sus frontales.

Algunas cuentas de diversas redes sociales están dedicadas exclusivamente a este fenómeno psicológico. Es el caso, en Twitter, de @VeoUnaCara o, en Instagram, el hashtag #pareidolia, que se pueden ver maravillosos documentos gráficos sin editar de muchas partes del mundo:

 

"Hay algunos ejemplos famosos de pareidolias altamente compartidas por nuestra sociedad, como la interpretación de las nubes, las caras de Bélmez, las constelaciones actuales y su relación con nombres basados en las figuras que supuestamente representan", concluye la psicóloga Ana Notívoli.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión