Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

Las fiestas Goyescas de mayo serán "un viaje visual y sonoro a finales del siglo XVIII"

El Ayuntamiento de Zaragoza cierra ya los detalles y los contratos para unas nuevas celebraciones de primavera que rendirán homenaje al genio de Fuendetodos.

Una reinterpretación de 'Los Zancos', que Goya hizo por encargo de la Real Fábrica de Tapices.
Una reinterpretación de 'Los Zancos', que Goya hizo por encargo de la Real Fábrica de Tapices.
Toni Galán

Esta semana se ha dado por concluido el Año Goya, pero la huella del pintor de Fuendetodos continuará muy presente los próximos meses. Sin ir más lejos, el Ayuntamiento de Zaragoza está ultimando ya lo que serán las primeras fiestas Goyescas de la ciudad, que se celebrarán los próximos 20, 21 y 22 de mayo.

El área de Zaragoza Cultural ha publicado algunos contratos de cara a estas celebraciones, que permiten adivinar cuáles serán los principales reclamos de las nuevas fiestas. Por un lado, se va a instalar un escenario en la plaza de San Bruno para acoger distintos espectáculos y, por otro, se está licitando ya también la ocupación temporal de la vía pública para instalar un mercadillo goyesco en la misma plaza del Pilar. Las fiestas, no obstante, "han de tener una decidida impronta popular" y es por lo que se ha implicado en la organización a las dos federaciones peñistas de la ciudad, Interpeñas y Unión Peñista, para asegurarse "la participación del tejido ciudadano", explican.

Un pregón y un pasacalles serán los ejes centrales de las fiestas, que echarán el resto en "un viaje visual y sonoro a la España de finales del siglo XVIII". Será el propio Goya, interpretado obviamente por un actor, el que dé el pistoletazo de salida a las fiestas desde el balcón municipal y estará bien arropado por decenas de ciudadanos vestidos a la vieja usanza. La Cámara de Comercio y el Consistorio llevan unas semanas con unos talleres de vestimenta en marcha para lograr una ambientación adecuada a las modas de hace 250 años. Los participantes han pasado días analizando los tapices del maestro para luego llevar a la realidad aquellas enaguas, chalecos, bocamangas, mantones, jubones e, incluso, las redecillas para el pelo que lucía la corte en el reinado de Carlos IV. "Los madrileños de la época trataban de imitar la moda afrancesada, pero con cierto toque castizo", detallan en la tienda Indumentaria San Jorge, donde esperan con ansia la celebración.

Traje goyesco para las fiestas de primavera de Zaragoza.
En Indumentaria San Jorge preparan trajes goyescos para las fiestas de primavera de Zaragoza.
Toni Galán

Para sumergirse en este viaje en el túnel del tiempo el Ayuntamiento también echará mano de las nuevas tecnologías y, de hecho, uno de los reclamos principales es un espectáculo audiovisual de videomapping que se proyectará por las tres noches en la fachada de la Casa Consistorial. Será semejante al que tanta admiración despertó cuando se estrenó la reforma del Mercado Central y del que, de hecho, hubieron de hacerse más pases de los previstos debido a la gran acogida de la iniciativa. 

En esta ocasión es de suponer que se proyectarán algunos de los cuadros de Goya, a los que -acaso- se procure algo de animación como se ha podido ver ya en algunas exposiciones interactivas con los murciélagos que vuelan de su cabeza (cuando el sueño de la razón produce monstruos) o cuando los bucólicos personajes del pelele no aciertan a mantear bien al muñeco. Además, el Ayuntamiento busca también una  empresa que se haga cargo de un "foto fija junto a hilo musical", por lo que en la plaza del Pilar sonarán piezas como el popular ‘Nocturno de Madrid’, de Luigi Boccherini, que era el compositor al servicio de la corte en aquella época. Esta melodía es de sobra conocida por presentar ‘podcast’ como los de Nieves Concostrina, el de ‘La escóbula de la brújula’ o, incluso, haber sido la banda sonora de la película hollywoodiense ‘Master and Commander’.

Otra de las actividades que ya se han visto en Zaragoza pero volverá a rescatarse en esta cita serán las recreaciones vivientes de cuadros de Goya, que ya se emularon el pasado mes de septiembre durante la semana dedicada al pintor en el 275 aniversario de su nacimiento. Ahí se pudo ver, incluso, a Saturno devorando a su hijo en versión de la compañía K de Calle o retazos de ‘La vendimia’ y ‘El quitasol’ con más de cien figurantes.

El primer fin de semana de junio está previsto
el mercado medieval de las Tres Culturas

Entre los más puristas existe el miedo a que estas fiestas Goyescas se conviertan en un cajón de sastre sin una vinculación ni excesiva ni rigurosa con el genio aragonés. Hay preocupación de que las recreaciones históricas sean pobres, que los símbolos que se muestren no se correspondan con la época o que los puestos goyescos no sean sino los del mercadillo medieval previamente "tuneados". De hecho, el mercado también conocido como de las Tres Culturas se retomará apenas unos días después, pues “su licencia municipal temporal ha sido prorrogada”, según confirma el Ayuntamiento. Ahora, la empresa adjudicataria tendrá que presentar los pertinentes proyectos de montaje, prevención, certificados, servicios, etc., pero -en previsión de que así lo haga- el escenario de San Bruno no se desmontará hasta el 9 de junio.

El Saturno que reinterpretó la compañía K de Calle.
El Saturno que reinterpretó la compañía K de Calle.
Toni Galán

Entre medio de ambas celebraciones, además, tendrá lugar una nueva edición de Zaragoza Florece en el parque Grande, por lo que la actividad no va a faltar en las calles para -como dijo la vicealcaldesa Sara Fernández- tratar de recuperar "el espíritu de las fiestas de primavera de hace muchos años".

Algunas intentonas fallidas

Aquellas celebraciones eran "de mucho postín pero escasa participación popular" y es a lo que ahora se pretende dar una vuelta. Durante los años 60 y 70 había una cabalgata y unas majas que recorrían las calles en carrozas floridas, pero cayeron en el olvido después de la Transición. Desde hacía años se quería recuperar algún tipo de celebración con la llegada del buen tiempo e, incluso, el exalcalde Juan Alberto Belloch llegó a proponer hacer algún festejo relacionado con el legado romano de la ciudad. En 2018 la suspensión y el posterior retraso de la Cincomarzada al 28 de mayo demostró que son una fechas idóneas para celebraciones en la calle, salvo para los estudiantes que apuran esos días la temporada de exámenes. Hace unos meses, el grupo municipal de Podemos retomó la propuesta de hacer unas fiestas en primavera para azuzar la hostelería y el turismo, y el portavoz Fernando Rivarés sugirió que se inspiraran en la identidad de Caesaraugusta, el río Ebro y el despertar de los campos con la llegada de la primavera. Entonces se propuso hacerla a principios de abril y con el nombre de ‘la fiesta de Venus’.

La nueva celebración Goyesca, que el Consistorio explica que será compatible con otras actividades como la semana dedicada al pintor que retornará en septiembre, constituirá "una gran oportunidad para potenciar el turismo, generar economía y empleo", según Sara Fernández. Desde su departamento de Cultura también se continúa debatiendo qué finalidad darle al palacio de La Lonja, después de que en noviembre de 2020 el equipo de Gobierno PP-Cs sugiriera crear allí un gran Espacio Goya.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión