Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

Conmoción entre los vecinos tras el atropello múltiple de Zaragoza: "Fue tan rápido y extraño que no me dio tiempo a pensar"

Este lunes un coche chocó contra la terraza del bar Resacas en el paseo Teruel ocasionando cuatro heridos, uno de ellos grave.

Loading...

El tema de conversación que reina este martes entre los vecinos de Paseo Teruel en el centro zaragozano es el del atropello que tuvo lugar este lunes alrededor de las nueve de la noche en la terraza del bar Resacas, en el que L. D. H. de 75 años resultó herido de gravedad y continúa ingresado en el Miguel Servet.

Antonio, vecino de la zona y asiduo del bar Laurel, contiguo al Resacas, donde se encontraba con unos amigos este lunes por la noche, fue uno de los testigos que socorrió a la víctima que resultó herida de más gravedad, cuyo brazo quedó atrapado entre el coche y el árbol contra el que colisionó. Tras movilizar el coche consiguieron liberarlo, “le pedimos a la policía una manta térmica para taparlo”.

El resto de las víctimas, L.M.A., de 29 años, F.N.P., de 61 y M.T.J., de 66, han resultado heridos leves y fueron trasladados a sendos centros sanitarios de la ciudad. Solo uno de ellos permanece ingresado todavía en el Hospital Clínico de Zaragoza. 

Según cuenta Antonio, la más afectada por lo sucedido fue la esposa del herido grave que se mostraba “muy nerviosa” fruto del susto que se llevó tras ver en primer plano el impacto.

“Fue tan rápido y tan extraño que no me dio tiempo a pensar”, dice Antonio intentando recordar si reconoció a alguno de los afectados que a su vez no le resultaban desconocidos, “supongo que serán del barrio”, concluye. Algo que reiteran desde el bar Resacas, cuya dueña asegura que “habían venido alguna vez”, pero no “eran habituales”.

La imagen del hombre atrapado en el coche y el árbol es la que vio Isabel al salir de trabajar de la carnicería Martínez, situada en la acera de enfrente de donde tuvieron lugar los hechos. “Había mucha gente, ambulancias y policía”, por lo que tuvieron que despejar la zona ante la multitud de vecinos que se acercaban para saber qué había ocurrido.

También ralentizaron la marcha el resto de conductores que circulaban en ese momento por la zona, según cuenta Juan el dueño del bar Laurel, que salió de su establecimiento tras asustarse por el estruendo del golpe, primero contra el árbol y después contra la mesa de la terraza.

“Si no llega a ser por el árbol...”. Es la frase que más repiten los vecinos de la zona en sus tertulias matinales de este martes. Entre ellos, la dueña del bar Resacas que al margen del susto solo tiene que lamentar daños materiales, en concreto la mesa donde se encontraban los heridos y que también fue arrollada por el vehículo.

Carlos Gracia preguntaba este martes por la mañana a su panadera si sabía lo que había ocurrido, y aunque no ha recibido demasiados datos, se atreve a vaticinar que el conductor vendría de la calle Hernán Cortés y habría perdido el control del coche al hacer la curva a alta velocidad, “es muy peligrosa y hay que cogerla con cuidado”, asegura mientras recuerda un incidente en el que él mismo casi colisiona con otro vehículo en ese mismo tramo.

En cuanto al conductor, D. O. O. de 48 años, que arrojó una tasa de alcoholemia bastante alta, se le imputa un delito contra la seguridad vial y se encuentra detenido, a la espera de pasar a disposición judicial.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión