Zaragoza
Suscríbete por 1€

accidente

El conductor ebrio que arrolló a los clientes de una terraza no ha podido declarar ante el juez

El detenido sigue hospitalizado, al igual que una de las cuatro personas a las que atropelló en el paseo de Teruel.

Lugar donde un coche arrolló la terraza del bar Resacas este lunes en el Paseo de Teruel de Zaragoza.
Lugar donde un coche arrolló la terraza del bar Resacas este lunes en el Paseo de Teruel de Zaragoza.
Oliver Duch

Diego O. O., el conductor que, influenciado por el alcohol, perdió el control de su vehículo y atropelló el lunes a cuatro personas que estaban en una terraza del paseo de Teruel, permanece hospitalizado y detenido, pendiente de recibir el alta para declarar ante el juez.

Este vecino de Zaragoza, de 48 años, dio una tasa de alcohol en aire espirado de 1,04 mg/l en la primera prueba de etilometría que le hizo la Policía Local, medición que se confirmó luego con el aparato de precisión. El infractor, que resultó herido leve en el accidente, fue trasladado a un hospital donde quedó ingresado en observación bajo custodia policial.

Tres de los lesionados, L. M. A., de 29 años, F. N. P., de 61, y M. T. J., de 66, sufrieron lesiones de pronóstico leve, salvo complicaciones, y un cuarto, L. D. H., de 75, sigue ingresado en el Hospital Clínico con posible fractura de cadera.

El accidente se produjo sobre las 20.45 a la altura de los números 4-6 del paseo de Teruel, donde se ubica el bar Resacas, contiguo al bar Laurel, que tienen colocadas varias mesas en la acera. Una de ellas, la más próxima a la esquina de la calle, estaba ocupada por cuatro personas cuando el Hyundai Tucson –automático y de gran cilindrada– conducido por Diego O. O., se subió a la acera, se les echó encima y chocó contra un árbol de gran porte que lo frenó. "Debió de pisar el acelerador en vez del freno, porque el coche se quedó acelerado", explicó ayer un testigo del accidente.

María Asun Martín, enfermera militar jubilada que estaba en una mesa del bar Laurel cuando ocurrió el siniestro, contaba se vio sorprendida por un tremendo ruido, "como se hubiera caído un edificio".

"Dejé a mi perra enseguida y me lancé hacia un hombre que estaba largo en el suelo. Vi que estaba un poco obnubilado, pero reactivo. Le pregunté cómo se llamaba, me contestó que Luis, le tomé el pulso y lo tenía normal. Él no sabía lo que le había pasado, lo tranquilicé y le dije que había sufrido una caída y que ya llegaba una ambulancia. Se quejaba de un brazo porque lo tenía cogido entre el árbol y el coche. Cuando David (un vecino) echó para atrás el vehículo, se lo liberaron, se lo moví un poquito con cuidado y vi que lo tenía bien, aunque podía estar luxado", relataba la enfermera.

Añadió que el herido se quejaba también de una pierna, dolor que la sanitaria jubilada relacionó con una posible fractura de la cabeza del fémur. Pronto llegaron las ambulancias, que se hicieron cargo del lesionado y de las otras tres personas que resultaron leves y recibieron el alta poco después.

Los vecinos del paseo de Teruel, clientes de los bares y tiendas de la zona reivindicaban  la instalación de unas vallas en la acera para proteger los veladores de accidentes similares que se puedan producir en una zona de tanto tráfico y una curva en la que los coches a veces salen con más velocidad de la adecuada.

La Unidad de Atestados de la Policía Local continuaba con las diligencias, la toma de declaración a testigos y la inspección ocular del lugar del siniestro para aclarar por completo las causas del accidente.

Recreación de lo sucedido:

Gif atropello.
Gif atropello.
HA
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión