Zaragoza
Suscríbete por 1€

La verja de la colegiata de Santa María de Calatayud vuelve al emplazamiento original

El enrejado, diseñado por Ricardo Magdalena y adaptado al nuevo acceso, se retiró en julio de 2020, cuando comenzó la actual fase de restauración ya próxima a concluir.

La próxima finalización de la segunda fase de obras de restauración de la colegiata de Santa María la Mayor de Calatayud -con una inversión superior a los 2,3 millones de euros financiados al 73% por el Ministerio de Transportes y el resto por el Ayuntamiento bilbilitano- implica que el templo vaya recuperando su aspecto original, en el interior y en el exterior, con vistas a su reapertura casi 12 años después de su cierre. En la jornada de este lunes, la simbólica verja del templo está siendo recolocada tras haber sido desmontada en julio de 2020, cuando arrancaron los últimos trabajos.

"Se retiró porque había que facilitar el acceso de la maquinaria al interior, para lo que también se cubrió la portada plateresca evitando posibles daños", explica el arquitecto Fernando Alegre, responsable del plan director del templo. "Se ha reformado para incluir una puerta lateral en el lado en el que se ha hecho la rampa de acceso", añadía Alegre. Durante este tiempo, a la pieza, diseñada en 1901 por Ricardo Magdalena e instalada 10 años más tarde con la restauración de la entrada, se le ha aplicado un tratamiento de conservación.

En este sentido, el abad de Santa María y arcipreste de Calatayud, Jesús Vicente Bueno, apuntaba que "hacía tiempo que las cerrajas no funcionaban y se tenía que cerrar con cadenas y candados". "Vuelve uno de los grandes elementos simbólicos de Santa María, sin ella no sería lo mismo", argumenta Bueno. Así, Alegre recuerda que se trata de un elemento "modernista" realizado en "forja, fundición y acero". "El trabajo de conservación ha sido más complejo, porque visualmente parece todo uno, pero hay partes diferentes", detalla.

La verja de Ricardo Magdalena en la colegiata de Santa María de Calatayud.
La verja de Ricardo Magdalena en la colegiata de Santa María de Calatayud.
Macipe

En concreto, la empresa encargada de hacerlo ha sido Alba Artemetal, un taller situado en la localidad de Checa, en Guadalajara. Con su colocación, la segunda fase de obras de la colegiata está a poco más de una semana de su finalización. En los últimos días, la contratista de la intervención, Edhinor, terminaba precisamente la escalinata y rampa de acceso, así como detalles en el interior del edificio. "El día 5 está prevista una visita de técnicos del Ministerio para determinar cuándo se procede al acto de entrega de la obra", indicaba Jesús Vicente Bueno.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión