Zaragoza
Suscríbete por 1€

sucesos

Dos hermanas especializadas en engañar y robar a ancianos en Zaragoza, de nuevo en el juzgado

La ausencia de la víctima impidió que este miércoles se celebrara la vista oral en la que se enfrentan a penas de entre 2 y 3 años de cárcel

Isabel Carbonell Rosario, cuando fue detenida en octubre de 2021 por robar ancianos.
Isabel Carbonell Rosario, cuando fue detenida en octubre de 2021 por robar ancianos.
Cuerpo Nacional de Policía

Las hermanas Isabel, de 39 años, y Clara Carbonell Rosario, de 36, se ganan la vida engañando a personas de avanzada edad para entrar en sus casas y sustraer al descuido joyas, dinero y objetos de valor. La primera de ellas ha sido detenida 26 veces y la segunda, 19, la mayoría de ellas por hurtos. A pesar de que acumulan numerosas condenas, muchas se han saldado con multas al tratarse de hurtos. Sobre Isabel Carbonell ya ha recaído una condena de dos años de prisión, pero la tiene suspendida.

Este miércoles deberían haberse sentado en el banquillo de los acusados por un delito de hurto cometido en febrero de 2021 en el domicilio de un hombre de 81 años. Sin embargo, la ausencia de este por enfermedad de su esposa obligó a aplazar la vista hasta mayo.

La edad de las víctimas es una de las bazas que siempre juegan a favor de las acusadas, pues bien no recuerdan con claridad la cara de las personas que entraron en sus casas bajo engaño y luego no son capaz de identificarlas, o bien enferman y pierden memoria conforme pasan los meses desde que se produjo el delito y se celebra el juicio.

Isabel y Clara Carbonell están acusadas en esta ocasión de entrar en el domicilio del anciano con la excusa de que habían quedado con su esposa para que les entregara ropa usada. Al menos eso le contó la mayor de las hermanas. Como el hombre les dijo que su mujer no estaba en casa, Isabel Carbonell le pidió que le apuntara su teléfono en un papel y le diera un vaso de agua en la cocina. Mientras tanto, la otra aparentemente esperaba en el rellano.

En este primer intento no les debió dar tiempo a registrar las habitaciones, pues regresaron poco después al domicilio con la excusa de que se habían dejado el papel y, mientras la mayor lograba despistar de nuevo al anciano preguntándole por unas fotos que tenía en el salón, Clara Carbonell entraba presuntamente al dormitorio y se apoderaba de unas gafas (223 euros), dos cadenas (780 euros) y un billete de 20. Por estos hechos, la Fiscalía solicita para Isabel Cabonell tres años de cárcel por ser reincidente y dos para su hermana.

En septiembre y octubre de 2021 ambas fueron detenidas de nuevo por seis delitos de hurto, allanamiento de morada y quebrantamiento de condena. Los delitos eran similares: eligen a la víctima, la siguen, entablan conversación y la convencen con cualquier pretexto (voluntarias de la parroquia o de una ONG o trabajadoras del Ayuntamiento) para entrar en su casa y mientras una la despista la otra registra y desvalija los cajones. A veces los ancianos no se dan cuenta de que les han robado hasta horas o días después. Tras declarar ante el juez, asistidas por la abogada Olga Oseira, quedaron en libertad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión