Zaragoza
Suscríbete

La cerámica de Sediles ya tiene fecha de debut en Netflix

Néstor Pablo elaboró en un mes cerca de 300 piezas para la serie 'Los herederos de la tierra', que verá la luz el 15 de abril con la zaragozana Elena Rivera entre el reparto.

Néstor Pablo, de Cerámica Saedile, ha sido el encargado de dar forma a 300 piezas para la serie de Netflix
Néstor Pablo, de Cerámica Saedile, ha sido el encargado de dar forma a 300 piezas para la serie de Netflix
MACIPE

La serie 'Los herederos de la tierra' ya tiene fecha de estreno en Netflix. Según anunció la propia plataforma a través de redes sociales, la producción, basada en la novela homónima de Ildefonso Falcones y secuela de 'La catedral del mar', verá la luz el próximo 15 de abril, en apenas un mes.

Ambientada en el siglo XIV, narra cómo la familia Puig busca ejecutar "una venganza que truncará los planes de Hugo Llor" y entre su elenco cuenta Yon González, Rodolfo Sancho y la zaragozana Elena Rivera, que no será la única aparición aragonesa. Con marchamo en Sediles, cerca de 300 piezas de cerámica aparecerán a lo largo de los episodios, obra de Néstor Pablo, creador de Cerámica Saedile.

"Son piezas históricas para vajillas de diario, de ostentación de la nobleza, de cultura sefardí, así como decoraciones de mesa y candiles, entre otras", detalla este artesano asentado en la localidad de la comarca Comunidad de Calatayud desde 2019. Pero el camino hasta aquí ha sido todo un reto, según reconoce el propio Néstor: "Netflix se puso en contacto conmigo directamente, primero con un correo electrónico –que pensaba que era una broma- y luego con una llamada". "Me pidieron una valoración de hacer todas las piezas en un mes. Dije que sí, pero es que siempre digo que sí aunque no esté seguro", reconoce con humor.

"Ha sido una experiencia que ha sido muy enriquecedora, una aventura muy chula y que ojalá pueda repetir esa sensación"

Al margen de la chanza, Néstor reconoce que "trabajo muy bien bajo condiciones de estrés, creo que es una de las cosas que he aprendido de todo este proceso" y que el asumir el encargo también lo hizo con confianza en sí mismo. "En cuanto colgué el teléfono, me puse con el torno. Ha sido una experiencia que ha sido muy enriquecedora, una aventura muy chula y que ojalá pueda repetir esa sensación", sostiene. Además de la parte 'física' del trabajo, Néstor apunta que detrás hay una parte no menos importante: el estudio.

"Si me pones una fotografía de una pieza del Museo de Teruel, la reconozco inmediatamente. Ha sido toda una oposición", ilustra. Así, el catálogo de la institución turolense ha sido su libro de cabecera durante mucho tiempo ya que "allí estaban los referentes que necesitaba para dar forma a lo que buscaba". Ya antes de que el gigante de la distribución audiovisual 'a la carta' llamase a su puerta, Néstor trabajaba sin descanso, con salida de productos al mercado nacional, pero también al internacional: Francia, Alemania o Irán. Su trabajo, especializado en el ámbito sefardí, abarca una amplia variedad de piezas, de carácter histórico y de otras categorías.

Ese nivel de labor no ha descendido. "Estoy con siete encargos a la vez: un suelo, un mural para Terrer y otro para Bodegas San Alejandro, dos mercados…", enumera. A pesar de lo recorrido, Néstor reivindica que "es el ejemplo de que los retos se pueden conseguir: el taller nació a las puertas de una pandemia y hemos sobrevivido".

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión