Zaragoza
Suscríbete por 1€

tribunales

El zaragozano que llamó 2.375 veces a un enfermo de alzhéimer se enfrenta a 9 años de cárcel

El acusado le vendió una máquina de 2.800 € para depurar agua y durante un año lo abrasó a llamadas para pedirle dinero que el hombre nunca recordaba haberle dado 

Un coche de la Policía Nacional conducía este jueves al acusado a la Audiencia de Zaragoza.
El juicio se celebrará en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
HA

Lo había bautizado como el ‘Grandón’ porque no se acordaba de cómo se llamaba. Era el joven que un día de enero de 2020 llamó a su puerta en representación de la empresa Distribuciones de Agua y Vida S. L. y le vendió una máquina de tratamiento de agua por ósmosis por 2.880 euros que, financiada a 60 meses en cuotas de 54,13 euros, se quedaba en 3.247.

Enrique (nombre ficticio de la víctima), de 71 años, vivía todavía solo y cobraba una pensión (482 euros) que era suficiente para sus gastos, pues disponía de ahorros en el banco. Pero desde ese día todo lo que tenía fue poco, pues el Grandón, en realidad Álvaro H. L., de 25 años, se dio cuenta de que había encontrado a un hombre al que el alzhéimer había empezado a borrar sus recuerdos y decidió desvalijarle las cuentas sin ningún escrúpulo.

Desde febrero de 2020 y hasta junio de 2021, exceptuando los cuatro meses de confinamiento por la pandemia, Álvaro H. L. llamó a Enrique 2.375 veces, tal y como comprobó la Policía en el listado de la compañía telefónica. El motivo no era otro que recordarle que tenía que pagarle la máquina y el hombre, aunque trataba de poner orden en su memoria con notas, iba al banco, sacaba dinero y se lo daba sin saber que ya se la había pagado con creces.

"Mañana miércoles día 21 vendrá el Grandón sobre las 8 de la mañana para cobrar una deuda ¿Cuánto? ¡No sé! Salir juntos y marchar al banco ¡Santander!...", fue una de las muchas notas que la Policía halló en casa de Enrique. Otras se recoge bajo estas líneas.

"Santander 500 ó 482. Caixabank 490 euros. !Preguntar donde está! Cobrar la pension el martes día 2 Febrero. Cuando le des al Grandón, lo primero la pensión. Del Santander saca todo 482"

Hubo días que el desaprensivo llamó a su víctima hasta 148 veces, como el 18 de diciembre de 2020, o 130 solo tres días después. El 24 de agosto de ese año lo telefoneó en 108 ocasiones, el 11 de septiembre 72 y el 20 de octubre 96, por poner unos ejemplos. Y Enrique le contestó 444 veces.

Todas esas incesantes e insistentes llamadas, como recogió la Policía en su atestado, coinciden con las fechas en que se produjeron las retiradas de dinero por parte de Enrique, así como en días anteriores y posteriores, por lo que los agentes dedujeron que pretendía recordarle que debía ir al banco. 

En muchas ocasiones lo acompañaba el propio individuo, que recogía el botín allí mismo y en otras iba a su casa. Enrique, como buen pagador y persona que durante su vida le gustó tener saldadas su deudas y descansar sin deber nada a nadie, no dudaba en entregarle lo que le pedía.

La víctima pronto agotó la cuenta en la que cobraba mensualmente su pensión y, a instancias de Álvaro H. L., rescató fondos de otra para poder pagarle la dichosa máquina. En ningún momento tuvo conciencia del dinero que sacaba: solo en diciembre de 2020, ante la presión del acusado, hizo seis disposiciones de efectivo por importe de 9.300 euros.

La sangría se detuvo a raíz de la llamada que un amigo de Enrique hizo a su hija para decirle que se había enterado de que su padre tenía problemas económicos. La mujer se extrañó porque cobraba una pensión y disponía de ahorros en el banco. Pero, a nada que efectuó las primeras comprobaciones, descubrió que de la cuenta en la que cobraba la pensión habían desaparecido 42.730 euros y estaba sin saldo. Luego, se enteró de que otra cuenta faltaban ya 26.620 euros. Sin dudarlo, fue a la comisaría y denunció lo ocurrido.

La investigación reveló que Álvaro H. L., natural de Zaragoza, era la persona que estaba acosando y desvalijando al enfermo de alzhéimer y fue detenido en septiembre de 2021. En total, en un año, el comercial y dueño de Distribuciones de Agua y Vida se apropió de 68.350 euros. Así lo comprobó la Policía y reconoció él mismo cuando declaró en el juzgado. 

En su descargo, el detenido dijo que tiene la enfermedad de la ludopatía y que todo ese dinero había ido a parar al juego. Admitió que había hecho todas esas llamadas y que había acudido a casa de la víctima en numerosas ocasiones y le había acompañado al banco. Igualmente, reconoció que se dio cuenta y era consciente de que Enrique tenía un problema de deterioro mental. 

El investigado indicó a la juez que ya había hablado con su abogado para intentar empezar un tratamiento para rehabilitarse, que se había equivocado y que deseaba reintegrar al afectado su dinero a la «mayor brevedad». Desde entonces, la cantidad que ha devuelto ha sido de 4.000 euros.

Una estafa doblemente agravada 

El abogado del perjudicado, Marco Antonio Navarro, considera al acusado autor de un delito continuado de estafa con las agravantes de abuso (atendiendo a la situación del anciano) y de especial gravedad por la cuantía de la misma y porque le vació las cuentas dejándolo sin ahorros. Por esa razón pide para él una condena de 9 años de cárcel y multa de 18 meses (5.400 €) la devolución del dinero, incluido el coste de la máquina que su cliente nunca usó.

Por su parte, la Fiscalía califica de una manera mucho más leve los hechos, no le atribuye un delito continuado sino uno simple, agravado solo por el hecho de la cuantía y pide que se le aplique la atenuante de reparación del daño por esos 4.000 euros adelantados. En total, solicita una condena de 16 meses de prisión y una multa de 6 meses a 8 euros diarios (1.440) y una indemnización de 42.730 €, cantidad que es la que considera adecuada. 

En su escrito, la fiscal indica que la víctima sufre de "alteración en los lóbulos temporal medial bilateral con pérdida de memoria y especialmente de la capacidad de cálculo que le colocan en una posición evidente para ser víctima de delitos contra su patrimonio".  Recoge también que el acusado, a raíz de estos hechos, ha empezado un tratamiento de rehabilitación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión