Zaragoza
Suscríbete por 1€

urbanismo

Así será la ribera del Huerva: senderos, carriles bici, pasarelas y un 'skatepark'

El Ayuntamiento presentará a los fondos europeos un proyecto de 10 millones de euros para revitalizar el tramo urbano del río 

El Ayuntamiento habilitará carriles bici, senderos y espacios de juego para crear un espacio natural abierto a los ciudadanos.
El Ayuntamiento habilitará carriles bici, senderos y espacios de juego para crear un espacio natural abierto a los ciudadanos.
Ayuntamiento de Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza sigue avanzando en su carrera hacia los fondos europeos. Urbanismo ha elaborado un plan de 9,9 millones de euros que pretende servir para revitalizar el entorno del río Huerva y convertirlo, en su tramo entre el parque Grande y la Gran Vía, en una zona paseable y ciclable, en una intervención similar a la que se hizo en el Ebro con motivo de la Expo 2008. El proyecto plantea la creación de tres áreas de parque con senderos y carriles bici, pasarelas, graderíos de césped, juegos infantiles, un quiosco y hasta un 'skatepark', e incluye la mejora de la calidad del agua y la plantación de especies autóctonas. 

En concreto, la intervención se presentará a una convocatoria destinada a restaurar ecosistemas fluviales y reducir los riesgos de inundación, gestionada por la Fundación Biodiversidad y que permitirá cubrir, en caso de lograr la subvención, hasta un 30% del coste. El concejal responsable del Área, Víctor Serrano, se ha mostrado convencido de que la respuesta de la Unión Europea será positiva ya que, según ha defendido, se trata de "un proyecto de ciudad absolutamente transformador". Además, ha indicado que cuenta con el aval de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), que ha incluido la propuesta en su Plan Hidrológico 2022-2027. "Es fundamental que hayamos tenido su respaldo. Mi vaticinio es que se va a ejecutar, no venimos a probar suerte", ha enfatizado el edil. 

Recreación del proyecto de recuperación del Huerva, entre el parque Grande y la Gran Vía.
Recreación del proyecto de recuperación del Huerva, entre el parque Grande y la Gran Vía.
Ayuntamiento de Zaragoza

El proyecto, según ha explicado Serrano, permitirá la integración del cauce urbano del río en la ciudad. Para ello, se ha planteado una batería de acciones entre los puentes Blasco del Cacho (paseo de Mariano Renovales) y Emperador Augusto (calle de Juan Pablo Bonet), donde se creará una zona verde para que pueda ser usada por los ciudadanos en su vida diaria. El objetivo es "recuperar las riberas como espacio de encuentro y disfrute de la naturaleza, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible", mejorar el estado ecológico y devolver al Huerva su identidad como "pieza vertebradora" de Zaragoza.  También se trabajará en todo el tramo desde la Fuente de la Junquera hasta la desembocadura en el Ebro, en este caso sobre todo con actuaciones de limpieza y calidad del agua. 

En la elaboración del proyecto, se han tenido en cuenta el plan director del río Huerva de 2012, las líneas estratégicas del Anillo Verde y el de Gestión de Riesgo de Inundación. "Es un plan disruptivo e innovador, muy potente, que se puede ir haciendo con cargo al presupuesto actual y a los próximos", ha alabado Serrano, que sin embargo no ha detallado cuál será su plazo de ejecución o cuándo podrían verse terminadas las intervenciones. No obstante, ha informado de que las subvenciones se resolverán en torno al verano e "inmediatamente" el gobierno PP-Cs se pondrá en marcha para comenzar en septiembre a licitar obras de adecuación. 

Integrado y accesible 

Como ha reconocido Serrano, el entorno del Huerva "desgraciadamente ha estado abandonado durante muchísimos años", por lo que para poner fin a esta acusada degradación se ha planteado una intervención muy amplia, que pasa en primer lugar por limpiar las aguas y mejorar la accesibilidad a las orillas. Entre otras cuestiones, se prevé demoler los muros de hormigón y las estructuras fijas impermeables que ahora "constriñen" el río, y que además crean accesos oscuros y poco iluminados, y generar en su lugar taludes verdes tendidos con leves inclinaciones y bancales con césped a modo de gradas que faciliten su integración con el resto de la calle. 

"Esto permitirá que las infraestructuras verdes además de dar acceso a la zona ribereña supongan una zona de disfrute y descanso para los zaragozanos", ha explicado. Además, se creará un entramado de sendas peatonales inundables con pavimentos permeables y con carril bici y se construirán pasarelas que permitan el tránsito en caso de crecidas y que conecten ambas márgenes en distintos puntos. 

A lo largo del recorrido, se crearán tres parques más amplios, uno de ellos también inundable por su situación junto al cauce de río, con nueva vegetación de carácter natural y paisajístico, un 'skatepark' y un quiosco. Respecto a la flora, se trabajará para "controlar y eliminar las especies exóticas invasoras" y crear un bosque de ribera de 650 metros de longitud. Se plantarán árboles y arbustos autóctonos como el sauce blanco, el olmo común o la mimbrera púrpura. 

Participación ciudadana

Pese a que el proyecto ya está elaborado, también se abrirá a la participación ciudadana. Habrá un proceso informativo para que los vecinos puedan conocer el proyecto, revisarlo y añadir sus aportaciones tanto 'online' como en reuniones. Asimismo, se prevé impulsar talleres para la construcción de mobiliario urbano guiados por grupos de artistas y arquitectos, así como de jardinería y huertos. La intención es que el nuevo entorno sea escenario de diferentes actividades deportivas y culturales y que los ciudadanos puedan disfrutar de los senderos con andadas o a través de mapeados de diferentes puntos. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión