Zaragoza
Suscríbete por 1€

sucesos

Incendio en la casa del vecino de Ejea que mató con su escopeta a un joven de 21 años

La Guardia Civil investiga si ha podido tratarse de un fuego intencionado. No ha habido víctimas porque la familia del presunto homicida abandonó la vivienda tras el trágico suceso.

Los bomberos tuvieron que intervenir a última hora del domingo para sofocar el incendio.
Los bomberos tuvieron que intervenir a última hora del domingo para sofocar el incendio.
HA

Los bomberos tuvieron que sofocar a última hora de este domingo, 6 de marzo, el incendio declarado en la vivienda de Alfonso J. J., el vecino de Ejea detenido el pasado 25 de febrero en la capital de las Cinco Villas tras disparar con una escopeta y acabar con la vida de Manuel C. H., de 21 años. La familia del presunto homicida, que fue enviado a prisión provisional por estos hechos, abandonó la casa tras el suceso, en el que también resultó herido por arma de fuego un menor de 17 años. Sin embargo, la Guardia Civil y la Policía Local reforzaron la vigilancia aquellos días para evitar posibles represalias.

Según ha podido confirmar HERALDO, los bomberos del parque de Ejea recibieron una llamada a última hora de la tarde alertando del incendio que se estaba produciendo en una vivienda ubicada en el número 29 de la calle de Juliana Larena, en el barrio de La Corona, en la parte alta del casco histórico de Ejea. La rápida intervención permitió atacar el fuego y evitar que se extendiera por el resto del inmueble, por lo que no se habrían registrado grandes daños.

La mujer y el hijo de Alfonso J. J, se marcharon enseguida de Ejea de los Caballeros y parece que actualmente estarían residiendo fuera de Aragón. A falta de confirmación oficial, cuando se declararon las llamas no había nadie viviendo en el edificio siniestrado, por lo que la Guardia Civil tendrá que investigar ahora si ha podido tratarse de un incendio intencionado.

El Ayuntamiento de Ejea fue uno de los primeros en apostar por la instalación de cámaras de seguridad en sus calles para combatir los actos vandálicos y delictivos. De hecho, dado el buen resultado que este sistema de videovigilancia, el Consistorio anunció hace unos meses que iba a extenderlo a las pedanías de Pinsoro y El Sabinar. Por ello, los investigadores podrían recurrir ahora a las grabaciones de estas cámaras para intentar aclarar lo ocurrido. Sobre todo, porque estos dispositivos graban de noche y podrían haber captado algún movimiento sospechoso.

Prisión sin fianza

La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Ejea de Los Caballeros decretó el 26 de febrero el ingreso en prisión provisional sin fianza de Alfonso J. J., de 57 años, como presunto responsable de la muerte del joven Manuel C. H., quien acompañado de otros tres amigos se presentó la madrugada del día anterior en casa del primero.

El vecino de Ejea, que trabaja haciendo trabajos forestales pero actualmente se encontraba de baja, explicó a la juez que sobre las dos de la madrugada un grupo de jóvenes se puso a dar gritos delante de su vivienda. Según el investigado, eran cuatro y no dejaban de proferir gritos pidiéndole que saliera. Y como no lo hizo, el grupo reventó la puerta de acceso y se coló en el domicilio.

La casa tiene dos plantas y los dormitorios se encuentran en la parte alta, por lo que tanto Alfonso J. J., como su familia se quedaron arriba y pidieron a los intrusos que se marcharan. Pero al no hacerlo, el hijo del investigado bajó las escaleras y se enfrentó a los jóvenes de Gallur. El padre asegura que acudió en su ayuda y recibió un fuerte golpe en la cara con un bastón o un trozo de madera que le partió la nariz. Sintiendo que tanto su vida como la de los suyos corría peligro, se fue a buscar su escopeta y trató de intimidar con ella a los asaltantes para que se marcharan. Sin embargo, el detenido asegura que ni así lo hicieron, por lo que acabó abriendo fuego contra ellos.

La Guardia Civil investiga la reyerta en la que falleció un joven en Ejea por un disparo y otro resultó herido
La Guardia Civil custodiaba el día 25 de febrero la vivienda donde se produjo el homicidio.
Oliver Duch

La juez ha decretado el secreto de sumario, por lo que todavía no ha trascendido el resultado de la autopsia. En cualquier caso, fuentes próximas a la investigación señalan que Manuel C. H. recibió un disparo en el pecho que le causó la muerte de forma inmediata. El menor que le acompañaba también fue alcanzado por los perdigones, causándole una lesión grave en el húmero de la que fue asistido en el Hospital Clínico de Zaragoza, no corriendo peligro su vida.

La abogada del ejeano trató de evitar su envío a prisión. Para ello, recordó a la juez que Alfonso J. J, carece de antecedentes penales y actuó en defensa propia porque pensó que su vida y la de su familia corrían peligro. La letrada explicó también que se trata de un vecino perfectamente integrado en Ejea, donde trabaja desde hace años. En cuanto al arma, el detenido es cazador y contaba con la licencia reglamentaria.

Delicado estado de salud

El delicado estado de salud del investigado, que fue operado hace poco tiempo, fue también uno de los motivos que la defensa esgrimió para impedir la prisión provisional. Sin embargo, dada la gravedad de los hechos, el juez de guardia acabó decretando el envío al centro penitenciario de Zuera del autor de los disparos como presunto autor de un delito de homicidio y otro de lesiones.

La jueza interrogó también el día 26 de febrero en calidad de detenidos por delitos de lesiones y amenazas a los otros dos jóvenes de Gallur que acompañaban a las víctimas y no resultaron heridos, así como a dos testigos presenciales de los hechos. Los dos primeros negaron que agredieran o amenazaran a alguien y han asegurado que fueron los ocupantes de la casa quienes abrieron la puerta. La juez los puso en libertad pero les prohibió aproximarse a Ejea. En cuanto al móvil de lo sucedido, se baraja la tesis de las rencillas familiares.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión