Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

La Jota reivindica mejoras en la poda y las baldosas de su “peculiar” supermanzana

El Ayuntamiento recuerda que en los dos últimos años se ha mejorado el mantenimiento del arbolado y que se prevén más mejoras.

Algunos pinos han alcanzado mucha altura, según apuntan los vecinos de La Jota.
Algunos pinos han alcanzado mucha altura, según apuntan los vecinos de La Jota.
Heraldo

En estos días en los que se ha hablado tanto de supermanzanas, desde el barrio de La Jota han querido recordar que ellos tienen una “peculiar” gran manzana formada por parcelas que surgió “por casualidad” y que se encuentra “bastante abandonada urbanísticamente, en baldosas, arbolado etc.”.

Esta gran manzana se encuentra en la zona que abarcan entre las calles Pascuala Perié y avenida de Alcalde Francisco Caballero e incluye calles peatonales.

Juan Antonio Andrés, presidente de la Asociación de Vecinos de La Jota, relata que, con la llegada de la democracia, y tras charlar con los vecinos del barrio y atender sus preocupaciones –“que se asfaltaran las calles, que se urbanizara el barrio y se taparan las acequias, que no se construyeran demasiados bloques de viviendas”-, el ayuntamiento ofreció “hacer parcelas pequeñas, embaldosando las calles para hacerlas cota cero, como se conoce actualmente, sobre todo en las parcelas que dan al parque del Royo del Rabal. Ahí surgió esa manzana”.

Destaca que se trata de una zona “muy tranquila” para vivir, frecuentada por jóvenes y mayores y por la que los vecinos pasean mucho. Sin embargo, expone que hay zonas “poco cuidadas”. Pone como ejemplos que la calle Guadalajara y Once de julio “tienen pinos grandísimos” con una inclinación “muy grande” que incluso están levantando baldosas en algunas zonas. Desde la asociación apostarían por que “gradualmente se fueran cortando algunos de los pinos y se sustituyeran por otro arbolado” con menos raíz. Además, destaca Andrés que, así como “las hojas de los plataneros se las lleva el aire, las agujas de los pinos caen en los tejados o en las canaleras y ahí se quedan amontonadas y las obstruyen”.

Otra preocupación son las baldosas levantadas de las calles Once de julio y Caracoles. Desde que se urbanizó la calle Once de julio, “que pertenece a la zona más antigua del barrio, se han ido deteriorando las baldosas”, aseguran.

En algunas zonas del barrio, la baldosas se han levantado por las raíces de los árboles.
En algunas zonas del barrio, la baldosas se han levantado por las raíces de los árboles.
Heraldo

Al margen de eso, Andrés resalta que esta es una zona tranquila para vivir y que dicha tranquilidad “da calidad de vida”.

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza señalan que “en toda la ciudad se ha mejorado el mantenimiento del arbolado en los dos últimos años, incluyendo La Jota”. Recuerdan que “la principal prioridad del Servicio de Parques, Jardines e Infraestructuras Verdes desde el inicio de la legislatura fue identificar los árboles en mal estado, incluso riesgo de provocar accidentes. Por este motivo, se llevó a cabo un Plan de Poda extraordinario que contó incluso con la colaboración de los Bomberos de Zaragoza”. 

Por ello, “entre 2019 y 2020 se actuó sobre 15.994 árboles (tanto parques como viario) y fue necesaria la tala de 1.444 ejemplares”. Ahora que está normalizada la poda -y se continúa haciendo regularmente por zonas-, lo que se está haciendo es un plan de plantaciones en alcorques vacíos.

Además, resaltan estas mismas fuentes consistoriales que “la inminente puesta en marcha de las nuevas contratas de conservación de zonas verdes duplicarán la capacidad actual para el mantenimiento del arbolado, con podas mucho más frecuentes que las actuales”. Concretamente, señalan que “en los últimos años el ciclo temporal de poda es de 7,8 años. Es decir, los árboles se podan cada casi 8 años. En el nuevo pliego será de solamente cuatro. Por lo tanto, se podará el 25% de los árboles cada año, siempre teniendo en cuenta la especie, tamaño, localización, frecuencia necesaria, etc.”. Aseguran que este incremento en el número de ejemplares podados conlleva un incremento en el coste, pero garantizará que cada árbol del viario, en términos generales, será podado cada cuatro años como mínimo”.

Por otro lado, desde Infraestructuras, señalan que hay más de seis millones de euros en el proyecto de presupuesto para 2022 destinados a la conservación del viario, aceras y mejoras de accesibilidad.

Cabe recordar que las supermanzanas son intervenciones urbanísticas que permiten reorganizar el tráfico para generar nuevos espacios peatonales y mejorar la escena urbana.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión