Zaragoza
Suscríbete por 1€

tribunales

Tres acusados de robar en pisos de ciudadanos chinos se enfrentan a casi 8 años de cárcel

Los delincuentes entraban solo en casa de personas de esta nacionalidad en busca de joyas y dinero en efectivo. A finales de 2017 desvalijaron siete viviendas en Zaragoza y Huesca

La acusada Yenny Viviana M. R., en la sala de vistas de la Audiencia Provincial de Zaragoza.
La acusada Yenny Viviana M. R., en la sala de vistas de la Audiencia Provincial de Zaragoza.
Oliver Duch

Ser especialista en algo es importante, en general, y en el mundo del crimen, también. Hay carteristas muy habilidosos, atracadores de bancos consumados, timadores profesionales, ciberdelincuentes, falsificadores y también ladrones de pisos de moradores chinos. En esta variedad se habían especializado dos mujeres y un hombre que este lunes deberían haber sido juzgados en la Audiencia Provincial de Zaragoza. Pero la covid sigue haciendo estragos y dos de ellos aportaron un certificado en el que aseguran que anteayer dieron positivo en coronavirus y no han asistido a la vista, por lo que el tribunal se ha visto obligado a aplazarla.

El juicio ya tuvo que ser suspendido a principios de marzo de 2020 precisamente por la pandemia, ya que las restricciones de movimientos impedían a una de las acusadas, Yenny Viviana M. R. viajar desde su país, Colombia, a España para ser juzgada. Ahora han sido sus compañeros de banquillo, Sara Marcela R. A. y Jhon Mauricio Z. V., los que no han podido acudir. Los tres se enfrentan a peticiones de condena de siete años y medio de prisión por un delito continuado de robo con fuerza (seis años) y otro de robo con violencia en grado de tentativa (un año y medio) y 45 días de multa por un delito de lesiones. Además, la Fiscalía solicita que devuelvan a sus víctimas 56.594 euros que les sustrajeron en metálico y otra cantidad por las joyas que robaron que será fijada en la sentencia.

Los tres, según la acusación pública, se dedicaron entre el 28 de septiembre y el 22 de noviembre de 2017 a entrar a pisos de ciudadanos de origen chino asentados en Zaragoza y Huesca y robarles el dinero y las joyas que guardaban en su domicilio. El objetivo de los acusados era siempre este tipo de víctimas pues confiaban en la creencia de que los chinos guardan preferiblemente el dinero en sus casas en vez de en el banco. Además de cantidades en efectivo, se apoderaron de bolsos, perfumes, productos de belleza y cualquier efecto de valor que tuviera una salida fácil.

De este modo, en un par de meses, localizaron y accedieron a cinco pisos en Zaragoza y dos en Huesca. En todos los casos abrieron las puertas manipulando las cerraduras con un objeto de plástico para mover el resbalón. En la primera vivienda a la que accedieron se apoderaron de joyas y efectos (bolsos, perfumes) valoradas en 5.856 euros y 11.000 en efectivo. En el resto, lograron cantidades similares.

Sorprendidos por la dueña

En el último golpe que dieron el 22 de noviembre, en un inmueble de Huesca, los acusados fueron sorprendidos por la dueña del piso cuando estaban registrándolo. Jhon Mauricio Z. reaccionó dándole un violento empujón y tirándola al suelo. Luego los tres abandonaron la casa y huyeron en un vehículo que tenían aparcado cerca. Ese mismo día, la Policía los detuvo cuando circulaban por la A-2 en dirección a Madrid, su lugar de residencia. En su poder encontraron 415 euros en billetes, algunos efectos procedentes de los robos y moneda china que la acusada Sara Marcela ocultaba en su vagina. También llevaban la llave de una vivienda alquilada en el barrio de San José a nombre de Jhon Mauricio Z. Los agentes lo registraron y hallaron más objetos sustraídos y 2.700 euros en billetes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión