Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

El coste de la reforma de la plaza de Salamero podría alcanzar los 13 millones

PP-Cs reserva 3,6 millones más de lo previsto ante el alza de precios por la crisis de suministros y la izquierda critica el elevado gasto del proyecto.

Tendrá un carácter peatonal, verde y sostenible con diversos espacios intergeneracionales de ocio, deporte y descanso.
Recreación de la futura plaza de Salamero.
Ayuntamiento de Zaragoza

El hundimiento de la losa del parquin de la plaza de Salamero puede salir más caro de lo previsto. Al margen de quién se haga cargo de los costes de reparación del estacionamiento –ya se han gastado más de 2,5 millones de euros–, la obligada reforma de este céntrico espacio de la capital aragonesa podría suponer otros 10 millones de desembolso. Es al menos el dinero previsto por el gobierno PP-Cs en el presupuesto de este año y en un plurianual para el siguiente para atender, entre otros gastos, el alza de precios por la actual crisis de suministros en la construcción.

Los grupos de la oposición criticaron este lunes en la comisión del área las elevadas cifras del proyecto –el doble, por ejemplo, que la primera fase de la rehabilitación de la avenida de Navarra–, mientras que el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, confió en no tener que utilizar toda la partida. En concreto, el proyecto de presupuesto de este año reserva algo más de 6,3 millones para ejecutar la reforma de la plaza, que según el diseño presentado hace unas semanas contempla zonas verdes, pacificar el tráfico y juegos infantiles y para mayores.

Pero ademas, el Ayuntamiento ha incorporado una partida plurianual de 3,6 millones para 2023. Según Serrano, esta dotación se hace «por prudencia» y ante la inestabilidad del mercado de la construcción, que sufre una «crisis sin precedentes» y del coste de los materiales.

El edil de Cs argumentó que «seguramente» no será necesario gastar toda la partida, pero defendió que así se evita una modificación de costes una vez iniciada la construcción, lo que demoraría mucho los plazos.

En la oposición, sin embargo, consideran que un coste tan elevado es «injustificado». Para el concejal socialista Horacio Royo, la propuesta de Serrano «es un capricho» ya que «no tenía necesidad de hacer una plaza de 13 millones». «La mitad del presupuesto de inversión de Urbanismo se va a esta plaza y eso es muy grave», coincidió el portavoz de ZEC, Pedro Santisteve.

La comparación con Giesa

De hecho, las prioridades de inversión del gobierno fueron objeto de debate durante la comisión. La oposición defendió que parte del dinero de Salamero se podría destinar a otros proyectos «más necesarios» para la ciudad. Entre ellos, los ediles de la izquierda destacaron el caso de Giesa, que ha pasado de contar con 1,5 millones de euros en el presupuesto de 2021 –partida que además no se ejecutó–, a desaparecer de las cuentas. Tan solo recibirá dinero de una partida de 250.000 euros para regeneración de barrios. Una cantidad «insultante», según el portavoz de Podemos, Fernando Rivarés, si se compara con el gasto en Salamero.

Serrano explicó que con esta dotación se creará una plaza pública y se comenzarán a redactar proyectos de los posibles usos que se acuerden con los grupos y con los vecinos. El concejal volvió a vincular además las futuras inversiones a la colaboración público-privada, y se negó a «mentir a los ciudadanos metiendo millones en plurianuales que luego no llegan a tener ni plan director». Advirtió a su vez de que la antigua factoría tiene una «dificultad terrible», que es su gran tamaño, y calculó que dotar de contenido a todo el recinto podría suponer 50 millones de euros de inversión.

En cualquier caso, recordó que ya se han hecho actuaciones, como la retirada de 4.000 toneladas de basura de la antigua factoría. En cambio, Horacio Royo le acusó de «inacción» y temió la privatización del recinto. «Giesa empieza a oler a Pontoneros», apuntó.

La oposición exige no perdonar «ni un céntimo» al Tiro de Pichón

La disputa entre el Ayuntamiento de Zaragoza y el Tiro de Pichón por la expropiación de unos terrenos de ribera para la Expo de 2008 fue objeto de debate en la comisión de Urbanismo. Víctor Serrano reiteró su apuesta por negociar con el club deportivo un acuerdo para que la entidad devuelva el dinero percibido por unas parcelas que, según ha confirmado la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), eran de dominio público.

Hace un año el Consistorio estimó que podría llegar a recuperar hasta 8,5 millones de euros. Ahora el gobierno no concreta cifras con vistas a lograr un acuerdo satisfactorio, aunque Serrano reconoció que las negociaciones aún no han comenzado.

Desde la oposición, eso sí, le advirtieron que no perdonarán «ni un euro» de lo que le corresponde al Consistorio y que se mostrarán vigilantes para que el gobierno vele por el interés público. «Es mejor negociar para no dilatar el proceso por vía administrativa o judicial», dijo Serrano, que informo de que el primer paso será anular el acuerdo plenario de la expropiación, algo que hará en febrero.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión