Zaragoza
Suscríbete

comarca comunidad de calatayud

Polémica en Calatayud entre PP y PSOE por la pérdida de 2,3 millones para el polideportivo

Los populares acusan a la DGA de falta de "voluntad" y los socialistas responsabilizan al alcalde.

Zona de la ciudad deportiva donde irán las nuevas instalaciones
Zona de la ciudad deportiva donde iban a ir las nuevas instalaciones.
Macipe

La pérdida de la subvención de 2,3 millones de euros para el nuevo polideportivo de Calatayud, valorado en 5,3 millones, ha generado un cruce de acusaciones a tres bandas entre el equipo de gobierno del Ayuntamiento (PP-Cs), el PSOE y el Gobierno de Aragón. Desde el grupo socialista en el Consistorio se apuntó ayer a que se trata, según Víctor Ruiz, de un "desastre completo con nombre y apellidos: José Manuel Aranda" e insistía en que "la DGA no va a dar esa ayuda por el incumplimiento del Ayuntamiento" y que darán cuenta al Tribunal de Cuentas por la retirada de esa aportación "y por lo que se ha pagado en consultoras". Para ello han solicitado una comisión municipal de Cultura y Deportes.

En ese órgano, apuntan, pedirán toda la documentación. "Si se nos hubiera llamado pidiendo comprensión, nos hubieran tenido ahí", insistía Ruiz. Sin embargo, consideran que la forma de actuar del equipo de gobierno, en palabras de su compañera Yolanda Júlvez, es "una vulneración de nuestros derechos al haber falta de información, algo que es recurrente y viene de lejos". En este sentido aseguran que "hemos tenido que ser nosotros los que descubramos que no llega la subvención para esto, pero también la estafa de 66.000 euros, la deuda de Industrias Monzón o la sentencia de la zona azul".

Desde el equipo de gobierno, el alcalde, José Manuel Aranda (PP), insistía en que "el 16 junio la Consejería nos comunica el compromiso firme de aportación, que es cuando el nuevo ajuste plurianual se hace efectivo y cinco días después se adjudica la actualización, una vez que nuestra interventora da el visto bueno". Así, recuerda que se tenía el nuevo proyecto a finales de agosto que es "cuando sabemos que el proyecto, por la actualización de precios e instalaciones, sube en 1,2 millones y es cuando se lo transmitimos a la DGA para buscar su respaldo a ese incremento, antes de eso es inviable sacar a concurso la ejecución de la obra".

Desde el Gobierno de Aragón se apuntaba sobre los cambios en las anualidades que "en ocasiones se producen en los proyectos, y se puede hacer, pero es que ni se ha empezado a ejecutar. Y el Ayuntamiento tenía que haber ejecutado para recibir la subvención". Ante esta negativa, Aranda insiste en que "se adjudicó la redacción y teníamos el nuevo proyecto en agosto" y critica que "no hemos perdido la ayuda, nos la han robado", y ponía como ejemplo que "en la depuradora de Huérmeda sí que han aceptado una prórroga, y en otros casos igual". Por eso, Aranda tacha al consejero Faci de "sectario" y le acusa de "falta de voluntad política".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión