Zaragoza
Suscríbete

Detenido un vecino de Utebo que casi mata a su perra a golpes tras discutir con su pareja

El arrestado tiene antecedentes por otros hechos delictivos, la mayoría empleando violencia.

Imagen de la perra agredida.
La perra, de nombre Vera, fue recogida por la ONG de Utebo ‘Sonrisa Animal’ y ahora está en una casa de acogida en la que se está recuperando, pendiente de adopción.
Sonrisa Animal

Un vecino de Utebo de 49 años ha sido detenido por apalear a su perra hasta casi matarla y abandonarla después a su suerte. El individuo reconoció ante la Guardia Civil que había agredido al animal tras haber "discutido con su pareja". El arrestado tiene antecedentes por otros hechos delictivos, la mayoría empleando violencia.

Los hechos fueron denunciados por la Policía Local de Utebo, que el pasado 22 de noviembre encontró al animal malherido y avisó a la protectora del municipio y al servicio veterinario para que la atendiera. La perra, mestiza de capa marrón y sin microchip, fue hallada con numerosas heridas y estaba tan asustada que tuvieron que sedarla para poder cogerla. Una vez consiguieron aproximarse hasta ella la anestesiaron y la trasladaron a una clínica veterinaria donde fue atendida. En el informe clínico consta que presentaba heridas en el hocico, la región derecha de la cara, en la pata anterior derecha y el muslo posterior izquierdo, tenía una hemorragia en el ojo derecho y le faltaba un premolar, según informó este martes la Guardia Civil.

Todas las lesiones eran compatibles con un maltrato animal y probablemente habían sido causadas tras golpearla contra un objeto contundente. Las que tenía en la cabeza, además, le habían ocasionado un grave menoscabo de su salud.

La gestiones practicadas por la Policía Local de Utebo y por la Guardia Civil permitieron identificar al propietario del animal y detenerlo el pasado 8 de enero como presunto autor de un delito de maltrato. En su manifestación ante los agentes no tuvo reparo en admitir que había golpeado a la perra porque había discutido con su pareja.

Afortunadamente, la perra, de nombre Vera, fue recogida por la ONG de Utebo ‘Sonrisa Animal’ y ahora está en una casa de acogida en la que se está recuperando, pendiente de adopción. En su página web explican que es un animal que llegó con muchos miedos pero con paciencia y poco a poco está superándolos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión