Zaragoza
Suscríbete

Arrancan las obras para restaurar la fachada de los juzgados de Calatayud

El Ayuntamiento pide extremar la precaución para vehículos y peatones que circulen por el entorno de este edificio perteneciente al antiguo Seminario de Nobles.

Los andamiajes ocupan solo la acera pero requieren de mayor precaución.
Los andamiajes ocupan solo la acera pero requieren de mayor precaución.
Ayto. de Calatayud

Los trabajos para la rehabilitación del edificio que alberga los juzgados de Calatayud, un histórico inmueble de la ciudad que pertenece al Seminario de Nobles y forma parte del conjunto arquitectónico que la Compañía de Jesús levantó en la ciudad, ya han comenzado con el montaje del andamio que cubrirá la portada de la avenida de San Juan el Real. Son más de 142.000 euros destinados por el Gobierno de Aragón con los que se recuperará el aspecto original, siendo similar al que ya tiene el templo de San Juan y la sede de la Uned.

La estructura para poder intervenir ocupa la acera en la que se encuentra el edificio y no afecta al tráfico rodado. Sin embargo, desde el Ayuntamiento se solicita tanto a conductores como a viandantes que extremen la precaución a la hora de circular o caminar por las cercanías. Aseguran, en un comunicado, que es un punto muy transitado de la ciudad donde se produce la intersección de las calles Baltasar Gracián, Dicenta y Valentín Gómez.

Así, la actuación se centra, principalmente, en la mejora de la fachada. Sin embargo, también se actuará en la cubierta del edificio y la climatización de los pasillos interiores. Esta obra responde, indican, a las necesidades de mantenimiento que precisa el edificio, que fue restaurado en su totalidad en 2003 cuando se convirtió en la sede de los juzgados bilbilitanos.

Desde entonces se han llevado a cabo varias actuaciones, con el fin de garantizar el adecuado estado de un edificio emblemático en la localidad. Por ese motivo, con el fin de proteger las características originales, desde el Área de Patrimonio se han indicado una serie de prescripciones que se deberán tener en cuenta a la hora de intervenir en la fachada y la cubierta.

De esta forma, se pide que no se muestren "zonas parcheadas que presenten diferencias en acabados y colores, la cubierta se terminará con teja cerámica curva envejecida, no se permite el uso de pinturas impermeabilizantes y en las chimeneas de las cubiertas no podrán dejarse elementos de acero inoxidable a la vista", entre otras indicaciones.

A finales de diciembre, una pequeña parte del alero se desprendió cayendo a la acera y obligando a que Policía Local y bomberos de la Diputación de Zaragoza acordonasen la zona, sin producirse más daños materiales o personales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión