Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

La madre investigada por la muerte de su bebé en Zaragoza, en libertad sin fianza tras 40 días en prisión

La juez autoriza su excarcelación al no apreciar "incidencia alguna" de malos tratos previos en los informes sociosanitarios. La joven, de 30 años, no podrá contactar de momento con sus otros dos hijos

Alil, la abuela y los dos hermanos se despiden de la madre, que vuelve a prisión tras el entierro
La madre del bebé recibió un permiso para poder asistir al funeral del bebé en Zaragoza.
Toni Galán

La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Zaragoza acaba de autorizar la puesta en libertad de Amna A., la joven de origen paquistaní a la que investiga por la muerte de su bebé de 6 meses. Según el primer informe de autopsia, el niño falleció el pasado 7 de diciembre por una insuficiencia respiratoria causada por covid-19 y una encefalopatía hipóxico-isquémica. Sin embargo, la Policía Nacional había detenido ya a la madre el 10 de noviembre al sospechar que podía haber causado alguna lesión intencionada al pequeño cuando se encontraba bajo su cuidado en el hospital Infantil.

El ingreso del bebé se produjo el pasado 26 de octubre, después de que la pediatra del centro de salud de Las Fuentes le detectara  un aumento anómalo del perímetro craneal. El niño evolucionó bien, pero tres días después se produjo un hecho que desató todas las alarmas: sobre las 14.30, el menor fue hallado en su cuna cianótico (morado), frío y sin signos vitales. El aviso de la madre desencadenó una intervención de urgencia y el traslado del bebé a la uci pediátrica. Y aunque los médicos lograron mantenerlo con vida, una infección de coronavirus terminó provocando su muerte días después.

Como recuerda ahora la juez en su auto de puesta en libertad, tras la parada cardiorrespiratoria que obligó a reanimar al pequeño el día 29 de octubre, los facultativos advirtieron en su madre «frialdad emocional y contradicciones en su relato de hechos». «Por otra parte –añade–, había un precedente familiar ocurrido cinco años antes en el que falleció una hija de Amna A. en circunstancias similares, extremo que había sido ocultado a los médicos».

La Policía Nacional abrió una investigación que acabó con la detención por presuntos malos tratos tanto de la madre como de su marido, M. A., de 39 años, al que asiste Celia Gil. Sin embargo, mientras el juez de guardia ordenó el ingreso en prisión de la mujer, el padre del bebé quedó libre con la prohibición de comunicarse con sus otros dos hijos, de 8 y 4 años. Estos fueron entregados de forma provisional a la abuela materna, quien tuvo que desplazarse desde Italia a Zaragoza.

Sin rastro de posible maltrato

El abogado Enrique Esteban pidió la puesta en libertad de la madre el pasado 30 de noviembre, pero no fue hasta este martes cuando le fue concedida. A la hora de justificar su decisión, la jueza se apoya en los informes del Salud, en los que no aparece «incidencia alguna susceptible de objetivar malos tratos hacia el menor». De hecho, la madre asistía a todas las consultas programadas y siguió en todo momento las indicaciones de su pediatra.

En la causa obran también informes del Centro Municipal de Servicios Sociales de Las Fuentes y del Servicio Especializado de Menores, que afirman que «no se habían detectado indicadores de riesgo o desprotección de los menores (...), que estaban perfectamente integrados en el centro escolar, existiendo un buen nivel de implicación por parte de los progenitores». La magistrada recuerda también que existía un «correcto control sanitario» y los niños habían recibido «las revisiones y vacunas acordes a su edad». De las pesquisas practicadas hasta la fecha, la instructora solo detecta una posible «falta de control de impulsos» de la madre hacia sus hijos «en la rutina familiar diaria», sin poder determinar de momento «su naturaleza y alcance».

La investigada ha salido de la prisión de Zuera sin necesidad de abonar ninguna fianza, pero no podrá contactar de momento con sus otros dos hijos. Su abogado entiende que la decisión de encerrarla fue demasiado severa y ha propuesto ya la citación de todo el personal sanitario que atendió al bebé fallecido para tratar de aclarar las posibles sospechas. Será ahora la juez quien deba pronunciarse.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión