Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

"Ya ha habido dos muertos; si no se ponen medios, habrá más"

Los vecinos de las calles Fita y Dato se muestran muy inquietos tras conocer las tres agresiones grupales en una sola noche.

Calle Fita
Calle Fita
T. MARTíN

Los vecinos de las calles Fita y Dato de Zaragoza se mostraban ayer muy inquietos tras conocer las tres agresiones grupales que tuvieron lugar durante la madrugada del domingo en su zona, que en las noches del fin de semana se convierte «en un lugar hostil» para sus familias.

«En esta zona ya llevamos nada menos que dos muertos en los últimos años.. Pero es que, como no pongan medios, pronto habrá más», manifestaba un vecino del entorno que por miedo a las posibles represalias prefiere no revelar su nombre. «La solución -asevera- es muy sencilla. O, mejor dicho, las soluciones: o se cierran los locales más conflictivos, que todos sabemos cuáles son, o se pone una unidad policial fija en la calle. Sobre esta última idea, las autoridades nos dicen que no se puede hacer, pero en el Rollo se hizo y se acabó zanjando el problema de inseguridad y ruidos que tenían».

El vecino, que es especialmente reivindicativo y que está en continuo contacto con las instituciones, asegura que todos los residentes están «inquietos, amedrentados, con miedo y sintiendo una enorme inseguridad», llegando, incluso, a temer por sus vidas. «Desde que llega la medianoche hasta las 4.30, aproximadamente, da verdadero miedo volver a casa si has salido a cenar o a tomar algo. Y ya te puedes imaginar cómo se sientan quienes tienen hijos adolescentes, el apuro que pasan hasta que los chavales regresan a casa de una pieza». Tampoco comprenden la, a su juicio, «escasa presencia» de los cuerpos policiales, tanto Local como Nacional. «No entendemos esta dejación de funciones de las instituciones.

«También hemos solicitado que se hagan redadas. Hace cuatro años hicieron una y encontraron una pistola debajo de un coche. Y los cuchillos están a la orden del día. Desde la ventana vemos mucha gente que lo único que busca es follón, iniciar peleas y robar… parece mentira, pero nos hacen pasar miedo hasta a los adultos», cuenta.

Los problemas de seguridad, indica, se circunscriben a tres calles -Dato, Fita y Doctor Cerrada, en el centro de la capital aragonesa. «Pagamos nuestros impuestos, como todos, y nuestra vida vale lo mismo que si viviésemos en otro punto de la ciudad. Nos merecemos sentirnos seguros en nuestra propia calle», zanja.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión