Zaragoza
Suscríbete

TRIBUNALES

El camionero que causó la muerte de un guardia civil de tráfico en Zuera acepta dos años de cárcel

El motorista iba a asistir a un tractorista accidentado cuando se topó con el camión, que estaba haciendo un giro temerario ocupando los dos carriles de la N-330.

El camionero, José Fernando F., durante la vista celebrada este lunes en Zaragoza.
El camionero, José Fernando F., durante la vista celebrada este lunes en Zaragoza.
Heraldo

Dos años de prisión, la pérdida del carné de conducir durante 20 meses y la prohibición durante cinco años de trabajar como chófer profesional es la pena que este lunes aceptó el camionero José Fernando F. A. por causar la muerte de un motorista de la Guardia Civil de Tráfico como consecuencia de una temeraria maniobra. El conductor fue juzgado por un delito de homicidio por imprudencia grave, aunque no fue preciso celebrar la vista, ya que las partes alcanzaron un acuerdo de conformidad.

El agente fallecido y un compañero habían sido alertados minutos antes del vuelco de un tractor en la carretera N-330 y se dirigían a auxiliar a un agricultor herido. Inesperadamente, se encontraron con un camión cruzado en la calzada y el motorista no pudo esquivarlo.

El accidente se produjo el 10 de julio de 2020 en la carretera N-330, junto al polígono industrial Llanos de la Estación de Zuera. José Fernando F. A. se encontraba en un área de servicio de Cepsa cargando su camión, que transportaba 7.875 kilos de gas butano y 4.620 de propano, todo en bombonas. Cuando se incorporó a la carretera en sentido Huesca se encontró con un compañero que le informó de que había un siniestro más adelante en la misma vía.

Ante el imprevisto inconveniente, el camionero decidió maniobrar de forma temeraria y circular marcha atrás durante más de 100 metros hasta que encontró el lugar que consideró oportuno para hacer un cambio de sentido. De manera totalmente irregular, en una zona de línea continua y ocupando los dos carriles completos de la carretera, hizo el giro sin importarle si invadía toda la calzada y si afectaba a otros usuarios. 

Mientras tanto, los dos motoristas de la Guardia Civil de Tráfico se aproximaban al lugar con las luces y las sirenas y vieron parado el camión a un lado de la carretera. El agente que luego resultó fallecido redujo la velocidad y, cuando estaba a apenas 150 metros del tráiler, el camionero comenzó a hacer el giro de cambio de sentido, por lo que al guardia civil, de 37 años, no le dio tiempo a esquivarlo y colisionó contra él de manera letal.

Por estos hechos, la acusación particular, a cargo de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y de su letrado Jesús Jordán Vicente en representación de los familiares del agente fallecido, y la acción popular, ejercida por Jucil y su abogado Marco Antonio Navarro, solicitaban cuatro años de prisión por un delito de conducción con temeridad manifiesta en concurso con un homicidio por imprudencia grave. Añadían la prohibición de trabajar como chófer durante seis años. La Fiscalía, por su parte, pedía una condena de dos años y medio de cárcel y cinco años de inhabilitación especial para conducir cualquier tipo de vehículo profesional.

El guardia civil fallecido fue condecorado a título póstumo con la cruz del mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo, impuesta por la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, junto al director general de Tráfico, Pere Navarro. El agente tenía 39 años, estaba casado y era un gran deportista. Jugaba a fútbol once en un equipo de aficionados y ejercía de vicepresidente del Club Deportivo Actur Pablo Iglesias.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión