Zaragoza
Suscríbete

sucesos

Los ladrones de casas continúan robando en San Juan de Mozarrifar

Este viernes se produjo un intento de asalto que se frustró porque el ladrón desistió al ver que había gente en la casa. 

Una imagen de la calle Parache.
Una imagen de la calle Parache, donde se ha producido el último robo.
Google Maps

Las organizaciones criminales itinerantes se desplazan por España buscando objetivos fáciles y cuando encuentran uno se ceban en él hasta que lo ‘exprimen’ por completo o perciben que la Policía o la Guardia Civil las han detectado. Por el momento, ninguna de las dos circunstancias se han cumplido en Zaragoza, ya que los delincuentes que desde hace semana han hecho de la capital aragonesa y su perímetro su cuartel general no han dejado de robar en chalés y adosados.

El último se produjo este viernes en una vivienda de la calle de Parache, situada tras las piscinas municipales. El ladrón, que fue captado por cámaras de seguridad, entró por la parte de atrás y tanteó la puerta de la casa para forzarla, pero al oír que había gente dentro decidió irse por donde había venido. En el vídeo se aprecia que todo lo hace con total tranquilidad.

Fuentes de la Guardia Civil aseguraron que hay una operación en marcha para localizar a la banda de delincuentes y que, a la espera de resultados, no pueden facilitar ninguna información.

La actividad de estos grupos comenzó a detectarse a mediados de octubre en Villamayor, donde se pusieron las primeras denuncias, pero los robos aumentaron a partir del 4 de noviembre y solo en esta localidad se registraron una decena. Gracias a la colaboración ciudadana, el pasado 12 de noviembre la Guardia Civil pudo detener a uno de los delincuentes cuando salía de un chale de la calle Val de Carbonera con una mochila con el dinero y las joyas sustraídas. El individuo, de 30 años y nacionalidad albanesa, trató de huir y se llegó a encaramar a un tejado, pero los agentes lograron arrestarlo.

El incremento de la presencia policial debió disuadir al grupo criminal, que decidió desplazar su área de acción al barrio rural de San Juan de Mozarrifar. Allí, entre el 12 y el 15 de noviembre, entraron a robar en diez viviendas adosadas del barrio rural.

El día 19 volvieron a las andadas y este viernes (casi siempre actúan en este día de la semana) se cometió el último del que haya tenido constancia este diario.

El modus operandi del grupo criminal siempre es el mismo. Los delincuentes actúan a partir de las 19.00. Primero se cercioran de que no hay nadie en la casa, entran por la parte de atrás, fuerzan los accesos y su objetivo es exclusivamente el dinero y las joyas. Aprovechan que son lugares de fácil escapatoria porque están cerca de la salida del barrio y de los campos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión