Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Los grupos acuerdan la participación de Magaña en las sociedades y su ubicación en el pleno

El PSOE pide que el concejal se siente en la bancada de la derecha pero la propuesta fracasa.

Pleno municipal en el Ayuntamiento de Zaragoza.
Pleno municipal en el Ayuntamiento de Zaragoza.
José Miguel Marco

Desde el pasado 13 de noviembre la organización del Ayuntamiento está algo revuelta. Después de que el PSOE expulsara del grupo municipal al concejal Ignacio Magaña, que ese día fue arrestado por un presunto caso de violencia de género, se abrieron algunas dudas sobre la organización de las sociedades públicas y patronatos. El edil no renunció a su acta, por lo que, no adscrito a ningún partido, había que asegurar que se seguía garantizando la proporcionalidad. La junta de portavoces dio este jueves el visto bueno al acuerdo para lograrlo y, además, decidió cuál será a partir de ahora la ubicación del concejal en el salón de plenos.

Tras los hechos, Magaña fue hospitalizado por la patología cardiaca que padece y ahora se encuentra de baja. Para cuando se tenga que reincorporar al Consistorio, la portavoz del PSOE, Lola Ranera, propuso ayer cambiar su asiento en el salón de plenos ya que no forma parte de su grupo. En concreto, pidió que se desplazara a la bancada de la derecha para equilibrar el número de ediles a uno y otro lado del salón. No obstante, la propuesta no salió adelante. Como contaron desde la coalición PP-Cs, el alcalde, Jorge Azcón, acudió a la junta, algo que no suele ser habitual y, acompañado de la responsable de Protocolo, explicó cuál ha sido el procedimiento que se ha llevado a cabo en las ocasiones en las que han ocurrido situaciones similares.

"Había varias opciones, pero ninguna era cambiar de bancada", indicaron fuentes del gobierno. Finalmente, como concretaron desde el grupo socialista, Magaña continuará ubicado en los plenos en el lado de la oposición, pero no lo hará en su asiento habitual –una posibilidad que también existía– sino que se desplazara a un extremo, junto a los concejales del grupo municipal de Podemos, dejando un hueco de separación.

Garantizar la proporcionalidad

Solucionado este asunto, se aprobó su participación en las sociedades y patronatos municipales, ya que, como había indicado hace unos días el secretario general del pleno en un informe, Magaña tiene el mismo derecho que el resto de la corporación a estar presente. Sin embargo, solo sería posible si se garantizaba la misma representatividad del pleno.

Con la nueva organización, el grupo socialista perderá un concejal en todos estos organismos (pasará a tener dos en lugar de tres) para dejar espacio para el concejal no adscrito. No obstante, los votos se contabilizarán de manera que se tenga en cuenta el número de concejales real de cada partido. En el caso de las comisiones, por ejemplo, no ha habido que hacer ninguna modificación porque ya están configuradas con el sistema de voto ponderado.

De todas formas, Magaña todavía tiene que informar al Ayuntamiento de si tiene intención o no de formar parte de este tipo de actividades. En caso negativo, se volvería a la fórmula que se ha estado siguiendo hasta el momento y el único cambio sería que el PSOE tendría que asignar un nuevo edil en aquellos organismos en los que este ya participaba, Ecociudad y Zaragoza Cultural.

El pleno de hoy será el primero con la nueva organización. Durante el debate, los grupos discutirán, entre otras cuestiones, sobre el plan de viviendas de alquiler en los terrenos de la Expo o sobre la futura reforma de la Romareda.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión