Zaragoza
Suscríbete

El Ayuntamiento de Zaragoza exige al Parque de Atracciones 423.762 € en plena disputa por el fin del contrato

Servicios Públicos reclama esa cuantía por los cánones de los últimos cuatro años. La concesionaria discrepa y ve el cálculo incorrecto

Un parque de atracciones en tiempos de covid
Un parque de atracciones en tiempos de covid
Toni Galán

El Ayuntamiento reclamará al Parque de Atracciones el pago de cerca de 424.000 euros correspondientes a la cuota variable del canon de los últimos cuatro años. El Gobierno de Zaragoza dio luz verde ayer a un informe que determinaba que la liquidación anual de esta parte del contrato no se estaba haciendo correctamente, ya que no se tenía en cuenta el precio real de la entrada al recinto. Pero la empresa discrepa y considera que el error está en el nuevo cálculo. Todo ello, en plena disputa entre las partes por la fecha de finalización del contrato, un asunto que, después de que las partes mostraran sus discrepancias, está tratando de dirimir la asesoría jurídica municipal.

En total, desde el área de Servicios Públicos estiman que la empresa deberá abonar 423.762 euros por este ajuste, relativos a los ejercicios que todavía no han prescrito (2016, 2017, 2018 y 2019), una vez descontados los 16.119 euros que ha pagado durante este tiempo. La concesión del recinto de ocio ubicado en Pinares de Venecia es la más antigua del Consistorio y cuando se acordó, hace ya medio siglo, se estableció el pago de una cantidad fija trimestral, sobre la que no había ninguna duda, y otra que depende de las entradas vendidas y de su precio. Es aquí donde los técnicos han hallado ahora un error.

Este importe variable no puede ser inferior al 15% de lo que el Parque de Atracciones ingrese por dicho concepto y, según fuentes del gobierno PP-Cs, la concesionaria estaba liquidando 1,11 € por cada entrada, una cantidad que, como indica el informe, «no se corresponde con ninguna de las tarifas publicadas en su página web». Por este motivo, se ha calculado de nuevo la base imponible a la que aplicar el porcentaje previsto con los precios –tras descontar el 21% en concepto de IVA– de las entradas generales que se ofertaban en los cuatro años revisados, que oscilaban entre 4 y 6 euros.

Según consta en el expediente y recalcan desde el Ayuntamiento, el criterio adoptado «en absoluto perjudica a la concesión», sino que es «el más favorable para ella», ya que no incluye el precio real de las entradas por pulsera, grupo o colectivo, que es «muy superior» al general y que además, indican, representan el 90% de los accesos.

Sin embargo, desde la concesionaria no son de la misma opinión y, aunque aseguran estar «tranquilos», consideran que el cálculo es incorrecto. Según explicaron ayer fuentes de la empresa, «hay una discrepancia en la interpretación de los pliegos», aunque no quisieron adelantar si recurrirán la reclamación hasta estudiar «en profundidad» el informe.

Entre 2022 y 2024

Mientras, la asesoría jurídica continúa elaborando el informe para determinar la fecha en la que terminará la actual concesión, ya que el Ayuntamiento dijo en su momento que estaba marcada en julio de año que viene y la empresa, por su parte, aseguró que la finalización no tiene que llegar hasta noviembre de 2024. Todo depende de si se empieza a contar tras la aprobación del contrato o desde que el Parque de Atracciones entró en funcionamiento, pero la longevidad del acuerdo, según explican desde Servicios Públicos, dificulta encontrar el dato.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión