Zaragoza
Suscríbete

comarcas

La DPZ ultima sus cinco nuevas plantas de residuos a la espera de licitar la gestión

La de Borja se encuentra ya en obras y la de Alagón es la única que todavía no se ha iniciado. Solo 15 municipios no se han adherido a este plan Ecoprovincia.

La planta de transferencia de Calatayud, que se inició el pasado marzo, ya está lista
La planta de transferencia de Calatayud, que se inició el pasado marzo, ya está lista
DPZ

Cuatro años y medio después del lanzamiento del plan Ecoprovincia de residuos de la Diputación de Zaragoza (DPZ), en junio de 2017, la iniciativa afronta la fase final. La institución está ultimando los pliegos para licitar "en las próximas semanas", según el organismo provincial, el concurso de gestión de las seis plantas de transferencia que se pondrán en funcionamiento y el transporte de la basura hasta el Centro de Tratamiento de Residuos de Zaragoza (Ctruz).

De las seis instalaciones previstas, ya están listas para funcionar las de La Almunia (con una inversión de 968.000 euros), Ejea de los Caballeros (768.383 euros), Quinto (756.465 euros) y Calatayud (905.700 euros). Los trabajos en la de Borja, a cargo de la empresa estatal Tragsa, comenzaron a finales de septiembre con un coste de 589.000 euros y la previsión es que esté terminada a principios del año que viene.

La única que falta de iniciarse es la de Alagón. Los trabajos están ya adjudicados por un presupuesto que ronda los 900.000 euros. El comienzo de las tareas está pendiente de "una modificación urbanística", señalan desde la DPZ, por lo que en cuanto esta se lleve a cabo se dará este paso.

Dimensionar el servicio

El objetivo inicial de la DPZ era que todas las plantas estuvieran terminadas a finales de este año, pero la complejidad de la tramitación y la crisis sanitaria han retrasado el calendario. Con este programa los municipios cumplirán la legislación que les obliga a reciclar o reutilizar al menos el 50% de los desperdicios que generan.

Conocer los ayuntamientos que se suman a Ecoprovincia era un requisito imprescindible para dimensionar el servicio que va a prestarse desde estas plantas de transferencia y poder contratar su gestión. La DPZ ofreció a 259 ayuntamientos incorporarse al plan y ya lo han hecho 244, según los datos facilitados por la institución provincial. Hay 15 que no se han adherido, bien porque directamente lo han decidido o porque se han retrasado en el trámite. De todas formas, desde el organismo provincial insisten en que todos podrán adherirse "cuando lo deseen, no se va a dejar a nadie fuera aunque ahora no lo haga".

La planta de transferencia de Borja.
La planta de transferencia de Borja.
DPZ

Ecoprovincia no abarca a los 292 ayuntamientos de la provincia porque hay 33 que pertenecen a la comarca central y ya llevan sus basuras a Zaragoza o están en comarcas ‘biprovinciales’ que depositan sus desperdicios en vertederos de Huesca o Teruel.

Nueva instalación en Zaragoza

Un proyecto que está en pañales es la nueva planta de tratamiento de residuos que la Diputación Provincial quiere crear en Zaragoza como parte de una segunda fase de Ecoprovincia. El presidente, Juan Antonio Sánchez Quero, lo anunció el pasado marzo. De momento se ha redactado una memoria que la valoró en 43 millones de euros y se ha presentado al Gobierno central para recibir fondos europeos para su edificación.

En paralelo, apuntan desde la DPZ, se está buscando la ubicación más adecuada (titularidad de los suelos y aspectos ambientales y geológicos), pero siempre en el entorno de la capital aragonesa "porque geográficamente es la opción más ventajosa para el funcionamiento del servicio".

El vertedero de Calatayud, colmatado, urge una solución

La basura de las cinco comarcas que integran el Consorcio 5 para la gestión de residuos sólidos urbanos, Comunidad de Calatayud, Aranda, Valdejalón, Campo de Cariñena y Campo de Daroca, sigue depositándose en el tercer vaso del vertedero de la capital bilbilitana que se encuentra ya colmatado. El pasado julio se acordó derivarla al Centro de Tratamiento de Zaragoza (Ctruz), pero el proceso se ha demorado.

"Es todo por burocracia. Han pasado los meses y no se ha podido encontrar la fórmula para colaborar entre las administraciones", explicó el presidente del consorcio y la comarca, Ramón Duce. En el caso de las comarcas de Daroca, Valdejalón, Cariñena y Aranda la situación es más sencilla, al tener un solo contrato para todos los municipios. Más complicado es en la de Calatayud, donde coexisten varios de forma simultánea. Duce confía en que el tema se desbloquee antes de finales de año. Sobre la diferencia de precios, el coste será similar: 17 euros de transporte por tonelada cuando ahora se pagan 15 de tasas de vertido, a los que se sumará el canon del Ctruz.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión