Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

Azcón defiende que la ubicación de la nueva Romareda la decidan los técnicos y no los políticos

El alcalde de Zaragoza no revela sus preferencias para el futuro estadio en aras de lograr un "consenso". El PSOE critica la falta de celeridad del gobierno PP-Cs y exige que abra ya la mesa de negociación.

Zaragoza quiere contar con un nuevo estadio para optar a los Juegos Olímpicos de Invierno y al Mundial de fútbol de 2030
Zaragoza quiere contar con un nuevo estadio para optar a los Juegos Olímpicos de Invierno y al Mundial de fútbol de 2030
Guillermo Mestre

Tras año y medio en el que no se ha hablado del asunto, dado que la urgencia era luchar contra la pandemia, el debate sobre el futuro campo de fútbol de Zaragoza retorna con fuerza. Con algunos grupos ya lanzando propuestas de ubicación para llenar el "folio en blanco" que PP y PSOE defendieron como punto de partida de la negociación, el alcalde, Jorge Azcón, quiso parar el balón este viernes. "El emplazamiento se debe enfocar desde criterios técnicos. No creo que haya que politizar el lugar en que se construye el campo de fútbol", afirmó.

El regidor fue cauto y evitó mojarse en exceso para no enredar unas negociaciones que todavía no han comenzado. A su juicio, las propuestas conocidas en los últimos días, como las aportadas por Podemos y CHA, son "legítimas", pero en su caso defendió no hacer públicas sus preferencias en aras de lograr el mayor "consenso" posible con todas las formaciones e instituciones que deberían implicarse en el proyecto de una nueva Romareda.

El regidor manifestó que lo primero que se debe definir es "cuánto se quiere invertir y qué administraciones estarán implicadas". Es decir, "un plan económico", explicó, que permita abordar la reforma integral del actual campo o la construcción de uno nuevo en otro emplazamiento de la ciudad. "Hay que valorar los pros y contras que tendría hacer una Romareda nueva donde está o bien en un emplazamiento nuevo", dijo.

La búsqueda del consenso

Esta semana, el grupo municipal de Podemos ha apostado por llevar el nuevo estadio al Actur o a Arcosur, mientras que CHA ha defendido, como hizo en el pasado, mantener su ubicación actual. Ambas formaciones comparten Gobierno autonómico, pieza clave en el puzle del futuro campo. En este sentido, Azcón tendió la mano. "Me corresponde intentar llegar a consensos, no poner palos en la rueda. No voy a lanzar propuestas sin hablarlo con el resto de grupos e instituciones", detalló.

El regidor recordó que, a lo largo de los años, "prácticamente todos los partidos han defendido una cosa y la otra", incluido el suyo, por lo que insistió en que los criterios técnicos deben inclinar la balanza para evitar los fracasos que las distintas ‘operaciones Romareda’ han tenido en el pasado.

El PSOE, el otro gran actor determinante en el proceso de negociación de un proyecto consensuado, también se movió ayer. El papel de los socialistas es clave, dado que son el principal partido del Gobierno de Aragón, y por tanto marcarán la postura del Ejecutivo autonómico en la consecución de un acuerdo, si es que lo hay. Son más proclives a construir un nuevo estadio en otra ubicación, mientras que el PP defiende dejarlo donde está, en consonancia con su programa electoral. Pero al igual que los populares, el PSOE no avanzó sus preferencias.

Frente a los planteamientos de Podemos y CHA, el portavoz socialista en Urbanismo, Horacio Royo, coincidió con el alcalde en que las propuestas se deben presentar en la mesa de trabajo, no en ruedas de prensa. Por eso, al igual que Azcón, no quiso desvelar sus cartas. "Cuantas más posiciones cerradas haya más difícil será el acuerdo", declaró.

Royo criticó la actitud del gobierno PP-Cs, que a su juicio no está siendo diligente con ese asunto, al no haberse convocado ya ninguna reunión de los partidos para abordar el proyecto. "Si Zaragoza quiere coger el tren de la candidatura olímpica y del Mundial de fútbol nos tenemos que poner las pilas ya", dijo.

"¿Qué estadio queremos"

Insistió en que su grupo mantiene la idea del "folio en blanco" y defendió postergar el debate de la ubicación. "¿Qué estadio queremos? ¿Cómo lo queremos hacer y cómo lo queremos financiar? Y solo después de esas preguntas, tendrá sentido hablar de la ubicación", declaró Royo.

"Le exijo ya al consejero Víctor Serrano y al alcalde Azcón que se dejen de perderse en saraos variados y que se pongan a lo importante. Nos deben sentar ya a todos los grupos a empezar a responder a esas preguntas", afirmó el edil socialista.

Serrano, responsable de Urbanismo, replicó que el gobierno está trabajando en recoger toda la información referida al campo para transmitírsela a los grupos y abrir una mesa de diálogo "con rigor". "Nuestra obligación es preparar el camino de una forma serena y discreta", declaró el concejal de Cs, que sostuvo que "las fotos, las ruedas de prensa precipitadas y las mociones a destiempo no son un buen camino para el objetivo final, que es hacer un nuevo campo de fútbol".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión