Zaragoza
Suscríbete

estafas

"Prometían dinero rápido e invertí 3.000 € en criptomonedas, pronto me di cuenta de mi error"

Un zaragozano afectado por el caso Arbistar, una presunta estafa piramidal con dinero digital que podría haber perjudicado a unas 32.000 personas, cuenta cómo cayó en la trampa.  

'One bitcoin' es la primera escultura que reflexiona sobre el Bitcoin y que solo puede ser adquirida mediante la criptomoneda.
Una representación física del Bitcoin.
Amarist

Miles de personas, hasta 32.000, resultaron víctimas de la presunta estafa con criptomonedas más importante de cuantas han sido intentadas en España. Los inversores participaron de un negocio con aires modernos -las monedas digitales, de nuevo cuño, invitan a imaginar rentabilidades-, pero con un trasfondo oscuro y con un sistema de lo más viejo, el piramidal.

El engaño, que ha llegado a la Audiencia Nacional con el sobrenombre de 'caso Arbistar 2.0' (así se llamaba la empresa que captó a los ahora denunciantes), habría puesto un sistema de beneficios basados en la entrada continua de nuevos socios. En el momento en que el flujo cesara, las ganancias también. El presunto estafador no inventó la rueda ni tampoco le dio el más mínimo giro, pero su estrategia fue suficiente para captar alrededor de 41 millones de euros, según el auto juidicial.

Entre los denunciantes hay ciudadanos de todo el país. José Luis Gracia, vecino de Zaragoza, es uno de ellos: "Me pregunto a diario cómo caí en una trampa tan evidente, es algo que me da vergüenza. No me considero una persona que tome decisiones a la ligera ni capaz de meter su dinero en algo que no comprende, pero la realidad es que es lo que hice. Ahora solo quiero recuperarlo y aprender del error".

La mercantil Arbistar 2.0 facilitaba, según su propia publicidad, "aplicaciones de criptomonedas semiautomatizadas". A cambio del acceso a ellas, la sociedad  prometía a los inversores rentabilidades de entre el 8% y el 15% cada mes, pagándoles los beneficios cada sábado y dándoles la opción de sumarlos a las cantidades iniciales invertidas -para así seguir multiplicando la ganancia- o bien optar por el reembolso.

Sin embargo, lo que los investigados hicieron presuntamente "fue utilizar una parte del dinero obtenido de los inversores para entregarlo a otros anteriores en pago de los altos intereses convenidos", indica el auto. Esta maniobra "generaba gran confianza en ellos acerca de que su inversión era segura y muy rentable, de suerte tal que se incentivaban para invertir una mayor cantidad de dinero con la esperanza de obtener un beneficio aún mayor", relata el escrito judicial.

Lo que se promocionaba, en resumidas cuentas, eran duros a cuatro pesetas. "Prometían dinero rápido y llegué a invertir 3.000 euros en criptomonedas. Era parte de un dinero que tenía parado, menos mal que solo empleé una parte relativamente pequeña, por probar", narra el aragonés, quien ha puesto su caso en manos de un bufete.

José Luis se percató rápidamente de que había algo raro. "Me captaron a través de publicidad online, pero por suerte llegué relativamente tarde a esto, a mediados de 2020. Y pronto, en cuanto vi que no contestaban a mis dudas, me di cuenta de que estaba ante un error. Pero a los pocos días fue cuando colapsó la estafa y ya no pudimos desbloquear las cuentas", explica. El aragonés tiene la esperanza de recuperar su dinero "más pronto que tarde, ya que ya hay un precedente de un particular coruñés al que el juzgado de Tenerife que inicialmente asumió el caso le dio la razón y condenó al responsable a pagarle los 2.700 euros que había invertido, así como los intereses".

El procedimiento judicial por el caso Arbistar se encuentra en fase de instrucción. Los letrados Eva María Simón y Daniel Burón, del bufete Labe Abogados, que representa a la acusación particular, explican que "las actuaciones de instrucción se concentran en una investigación patrimonial que permita conocer los activos y otros bienes de los que dispone la sociedad Arbistar 2.0., S.L. y sus representantes". "De los resultados que obtenga la Audiencia Nacional se podrá repartir entre los afectados que se personen en la causa. Eso sí: la supuesta trama piramidal de inversión en criptomonedas involucra a miles de inversores. Esto implica grandes recursos económicos y personales para llevar a término la instrucción, por eso esta fase podría llegar a alargarse incluso más de un año, ya que la Ley de Enjuiciamiento Criminal permite prórrogas sucesivas por periodos iguales o inferiores a seis meses", añaden.

Los delitos que se imputan a los procesados son varios. "Presuntamente, los hechos enjuiciados en este causa podrían ser constitutivos de los delitos de estafa agravada,  organización criminal y un delito continuado de falsificación en documento mercantil", aclaran los juristas.

Según estimaciones del bufete, podría llegar a 32.000 el número de afectados con un perjuicio económico que, en conjunto, "podría superar ampliamente los 100 millones de euros". "Geográficamente, hablamos de afectados tanto en todo el territorio nacional como fuera de nuestras fronteras. No obstante, el número estimado de afectados que han decidido acudir a sede judicial es mucho menor a esa cifra. Para aquellos perjudicados que todavía no hayan tomado medidas legales, podrán unirse durante la fase de instrucción, ya que es el momento en el que pueden presentarse escritos de personación de perjudicado y adherirse así a las denuncias formuladas", concluyen desde Labe Abogados.

Premios por convencer a amigos

El esquema piramidal -señala el magistrado en el escrito- también se usaba para atraer a nuevas personas que invirtieran dinero al ver los beneficios casi inmediatos que percibían los anteriores inversores, a los que se les ofertaba un 'plan amigo' a partir del cual si los inversores conseguían nuevos clientes se llevaban una compensación. De este modo, la empresa sumó numerosas inversiones para crecer de una forma exponencial, hasta que en agosto de 2020 varios clientes solicitaron la retirada de sus fondos sin que su solicitud fuera atendida.

El auto considera que la cifra de perjudicados en la causa podría superar los 32.000 y que el perjuicio patrimonial producido -cercano a los 41,9 millones, podría superar los 100 millones-, lo que convertiría la causa en "la mayor trama piramidal cometida hasta el día de la fecha en relación con la inversión en criptomoneda".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión