Zaragoza
Suscríbete por 1€

curiosidades

¿Sabías cuál fue el primer 'rascacielos' de Zaragoza?

La antigua sede de la compañía Adriática de Seguros, proyectada en 1948, fue en su momento el edificio de pisos más alto de la capital aragonesa.

La zaragozana calle del Coso con el edificio La Adriática al fondo.
La zaragozana calle del Coso con el edificio La Adriática al fondo.
A. Navarro

Zaragoza no es una ciudad de rascacielos. De hecho, no hay en la capital aragonesa ningún edificio que supere los 150 metros, esto es, la altura que los ingenieros y arquitectos ponen el listón para hablar de rascacielos. Sin embargo, sí es una urbe de altura. Solo hay que levantar un poco la vista y observar lo que hay a unos cuantos metros: edificios convertidos en grandes obras de arquitectura.

El punto más alto de la ciudad es el conocido como 'Pirulí' de Telefónica, ubicado junto a Vía de la Hispanidad, que cuenta con 117 metros. Y aunque el bloque de viviendas de Torre Zaragoza (aún en construcción), situada junto a la estación de Delicias, ya ha cambiado el ‘skyline’ zaragozano y con sus 106 metros de altura será el edificio más alto del valle del Ebro, no conseguirá arrebatarle el primer puesto a la torre de telecomunicaciones. A escasos metros, en la plaza de Europa, también se está construyendo un edificio de 20 plantas que llamará su atención por su gran envergadura junto al río y está llamado a ser un nuevo icono arquitectónico de la ciudad.

Pero el 'Pirulí' de Telefónica, levantado en los años 90, no siempre ha sido la edificación más alta de Zaragoza. Un emblemático edificio situado en la calle del Coso (número 34) ocupó en su momento el primer puesto del podio. Hablamos de La Adriática, la antigua sede de la compañía de Seguros del mismo nombre, proyectada en 1948, que fue en su momento el edificio más alto de Zaragoza.

Este precioso bloque que suele pasar desapercibido para los zaragozanos pero al que adoran todos los arquitectos y urbanistas locales supuso, con sus más de 40 metros de altura, un acontecimiento constructivo en la posguerra, y fue considerado como el primer 'rascacielos' de la ciudad. Situado en una pequeña parcela con triple fachada al Coso, a Palomeque y a la plaza San Roque, se desarrolla en trece plantas y sótano en un pionero programa triple de locales comerciales, oficinas y viviendas. 

El edificio, declarado Bien del Patrimonio Cultural Aragonés en 2009, destaca, además de por su monumentalidad y elegancia, por el león de San Marcos que descansa en uno de los salientes de la fachada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión