Zaragoza
Suscríbete por 1€

casco histórico

La rehabilitación de un histórico edificio sacará a alquiler 20 pisos en la calle Alfonso I

El inmueble ubicado en el número 14, en la esquina con la plaza Sas, inicia un año y medio de unos trabajos integrales para hacer viviendas de una y dos habitaciones.

El edificio hace esquina entre la calle Alfonso y la plaza Sas.
El edificio hace esquina entre la calle Alfonso y la plaza Sas.
José Miguel Marco

El lavado de cara de las viviendas de la arteria más señorial de Zaragoza sigue avanzando. Tras varios proyectos que han permitido dar un nuevo lustre a distintos inmuebles de la calle de Alfonso I, hace apenas dos semanas comenzaron las obras de rehabilitación integral del edificio del número 14, el que forma esquina con la plaza Sas. Se trata de un gran bloque que abarca varios metros de la calle y otros tantos de la plaza, y que en sus bajos tenía la joyería-platería Martín Blasco y las tiendas de El Mañico y La Española.

Se va a acometer una rehabilitación integral del edificio. El inmueble está catalogado como de Interés Arquitectónico (Tipo A), y se deben conservar elementos como las fachadas, las carpinterías, las cerrajerías… También se tiene que mantener la fachada de los locales comerciales de La Española (de estilo racionalista) y de Martín Blasco (estilo ecléctico). Aunque sean sustituidos por otras firmas comerciales que pongan su nuevo nombre, se tendrán que conservar la estética y la estructura de los comercios originales.

El inmueble se levantó hacia 1870, después de que un proyecto de José Yarza para esa manzana no se llegara a ejecutar. Se inscribe en la arquitectura eclecticista, con una fuerte influencia francesa. Tiene sótano y seis plantas, cada una de ellas con una decoración particular. La fachada se va a conservar, consolidando algún pequeño desperfecto, y tendrá una iluminación de calidad que destaque la belleza del edificio.

Actualmente se están sacando escombros junto al local que ocupaba La Española.
Actualmente se están sacando escombros junto al local que ocupaba La Española.
José Miguel Marco

El proyecto que ha firmado el estudio zaragozano de arquitectura Atiq contempla un refuerzo de la estructura, con una consolidación de los forjados mediante una nueva losa de hormigón, aunque algunos elementos estructurales se dejan como elemento decorativo. “Se va a hacer un edificio nuevo conservando lo que está protegido”, señala Ignacio Barrios, arquitecto del estudio.

Las obras durarán un año y medio aproximadamente, y cuando terminen el resultado serán 20 nuevas viviendas que los promotores quieren sacar al mercado del alquiler. Tendrán uno o dos dormitorios y uno o dos baños, con entre 50 y 75 metros cuadrados. Las instalaciones serán nuevas y de alta calidad, con aerotermia, suelo radiante, aire acondicionado, puertas altas aprovechando los más de tres metros de altura de las plantas, calidades en madera… “Se quieren dar las comodidades y calidades de hoy a un edificio de 1900”, dice Barrios.

Esta es la tercera rehabilitación integral que este estudio de arquitectura acomete en la calle de Alfonso I de Zaragoza, tras la de los números 41 y 31. Ignacio Barrios señala que trabajar en esta céntrica y turística arteria es “complicado” por los trámites que exige el Ayuntamiento. “El acopio de materiales es difícil, la llegada del hormigón… Los plazos de las obras se hacen más largos y el coste de los proyectos también aumenta”, señala.

Por su experiencia en la calle Alfonso, Barrios observa que el vial es “cada vez más turístico”, con comercios que van dirigidos “a un público de paso”, de “consumo rápido”, de “entrar y salir”. Cree que las cinco rehabilitaciones que se han acometido en los últimos años demuestra que la calle tiene “interés inmobiliario y urbanístico”, pero lamenta que haya “tanto local vacío”. “Tendría que haber un proyecto de algún tipo para recuperar su encanto”, apunta este arquitecto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión