Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

El restaurante Elíseos de Zaragoza demanda a McDonalds por usar parte de la fachada para poner su ‘M’

Los propietarios del local denuncian que han retirado un cartel de su propiedad y que no se está respetando el patrimonio del inmueble.

La característica ‘M’ de McDonalds ya luce en la fachada del antiguo cine Elíseos.
La característica ‘M’ de McDonalds ya luce en la fachada del antiguo cine Elíseos.
Oliver Duch

Las obras para abrir un McDonalds en el antiguo cine Elíseos de Zaragoza avanzan con polémica. Los propietarios del restaurante Elíseos, que estaba ubicado bajo el espacio que va a ocupar la multinacional de comida rápida, van a denunciar este miércoles el uso que este está haciendo de la fachada que comparten. Según aseguran, han retirado un cartel de su propiedad colocado en un espacio que –según mantienen– les pertenece, para colocar una de las famosas ‘M’ de McDonalds.

Nuria Muñoz, encargada de gestionar el espacio que ocupaba el restaurante e hija de una de las propietarias, explica que históricamente ha habido "un acuerdo verbal" con los propietarios de los cines para gestionar los espacios que quedan encima de las ocho puertas del edificio, y que ese pacto les ha dado unos derechos consolidados. Las dos entradas dobles más cercanas al portal número 4 del paseo de Sagasta las usaban los cines para que entraran y salieran los espectadores; y las dos de los extremos eran para el restaurante. Sin embargo, el espacio que queda encima de las puertas se distribuía de forma diferente. Toda la parte izquierda de la fachada (entre el portal 2 y el 4) lo usaba el cine, y la de la derecha (entre el 4 y el 6) la empleaba el restaurante.

Ahora, McDonalds coloca sus ‘M’ encima de las dos puertas centrales, ocupando por tanto una parte del espacio que durante décadas ha sido del restaurante. Muñoz explica que ellos tienen "un derecho adquirido" para usar ese friso, y que ya avisó por burofax a McDonalds de que no podían emplearlo. El pasado viernes, cuando vio que estaban desmontando el letrero de su restaurante, llamó a la Policía Local para que levantara acta de lo ocurrido. Hoy lo denunciarán en los juzgados.

Los propietarios del antiguo restaurante aseguran que en estas obras "no se están respetando los elementos que son bien de interés cultural", y anuncian que van a seguir reclamando que se protejan "donde haga falta". "Se están cargando el patrimonio entero y nadie hace nada. ¿Para qué lo califican como bien catalogado si luego viene una multinacional y hace lo que quiere?", dice Muñoz.

El Ayuntamiento de Zaragoza, por su parte, señala que cuando se reciba la denuncia se remitirá a la inspección de Urbanismo para ver que las obras responden a los permisos que se concedieron, como ya se hizo en su día ante el revuelo que se levantó durante el comienzo de las obras. Entonces, se comprobó que "todo era correcto y ajustado a la legalidad", apuntan fuentes municipales.

A la espera de las posibles inspecciones, las citadas fuentes señalaron que el letrero colocado este viernes por McDonalds parece "acorde a lo que se le pidió a la empresa", en base a las exigencias que previamente habían puesto tanto Patrimonio como el propio Ayuntamiento de Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión