Zaragoza
Suscríbete por 1€

El Gobierno aragonés avala la unión de estaciones de esquí para asegurar su financiación con fondos europeos

La primera fase implica la conexión de Candanchú y Astún, cuesta 9,3 millones y se hará en tres años. También respalda los proyectos de Benasque y Montanuy y espera recibir 84 millones para turismo.

Un grupo de esquiadores, en la estación de Candanchú, a principios de 2020
Un grupo de esquiadores, en la estación de Candanchú, a principios de 2020
Rafael Gobantes

El Gobierno de Aragón ha dado un paso decisivo para asegurar la financiación europea de la unión de estaciones, cuyo último coste se ha estimado en 49 millones de euros. La Consejería de Industria avaló el pasado martes este proyecto estratégico al concederle la máxima puntuación entre la veintena de propuestas aragonesas presentadas a la convocatoria extraordinaria de desarrollo de turismo sostenible, lanzada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

La misma suerte han corrido las otras dos actuaciones relacionadas con el sector de la nieve, y más concretamente con Cerler: la telecabina que unirá Benasque con la estación y los accesos a Montanuy, incluidos en la ampliación del dominio esquiable por el valle de Castanesa. En su caso, las actuaciones tienen un coste valorado en 12,9 y 9 millones, respectivamente.

Las propuestas se han valorado con los indicadores de la estrategia de sostenibilidad turística del plan nacional, divididos en cuatros ejes y que han superado con nota en todos los casos: transición verde y sostenible, mejora de la eficiencia energética, transición digital y competitividad. También ha obtenido la máxima puntuación una quinta actuación aragonesa, un programa multidisciplinar de la Hoya de Huesca que incluye un nuevo espacio botánico, la potenciación del turismo ornitológico y un museo al aire libre de ciencias ambientales.

Candanchú
9,3

La primera fase

La primera fase de la unión de estaciones comenzará con las del valle del Aragón, valorada en 9,3 millones. El remonte, de 3 kilómetros, partiría de la parte baja de Candanchú hasta llegar al entorno de La Raca.

Las valoraciones de la Dirección General de Turismo, dependiente del Departamento de Industria que lidera Arturo Aliaga, ya se han remitido junto a las declaraciones de interés general de la unión de estaciones y de la ampliación de Cerler a la Secretaría de Estado, ya que el reparto de los fondos se hará por concurrencia competitiva entre las actuaciones presentadas.

Negociación de los fondos

En el caso de Aragón, le va a corresponder más dinero del inicialmente previsto tras las negociaciones entabladas a principios de año por la exdirectora general Elena Allué con el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés. En total, se le van a asignar a la Comunidad 84 millones para el conjunto de actuaciones en materia turística para las convocatorias de 2021, 2022 y 2023, cuyas propuestas tendrán en cada caso tres años para hacerse efectivas con fondos comunitarios. La Consejería de Industria tiene que dar un último paso para acabar de asegurar la financiación, que es redactar el correspondiente plan territorial. En este documento, deberá justificar y explicar de forma pormenorizada la prioridad que la nieve tiene para el sector, y muy especialmente en el Pirineo, del que dependen 1.300 empleos directos y 12.000 indirectos.

Formigal-Anayet
40

Unión Astún-Formigal

La segunda fase de la unión supondría conectar Astún con Formigal a través de Canal Roya. Su coste ronda los 40 millones y se puede ejecutar mediante dos telesillas con una estación intermedia o con una telecabina directa.

La pretensión inicial pasaba por que fuera el Gobierno autonómico el que solicitara los fondos europeos para la unión de estaciones como una de las acciones de cohesión territorial, lo que hubiera garantizado de salida la financiación del 50%. Sin embargo, el cuatripartito renunció y acordó con la Diputación Provincial de Huesca y los ayuntamientos implicados que fueran ellos los que solicitaran el respaldo a través de la presentación de los preceptivos planes de sostenibilidad turística. En este, caso, la cobertura de los fondos comunitarios llega al 100%.

A la convocatoria de este año se ha presentado la primera fase de la unión de estaciones, tramitada por la Mancomunidad del Valle del Aragón, consistente en la conexión de Candanchú y Astún. La petición está respaldada por sendas cartas de apoyo de los dos complejos invernales.

Benasque
12,9

Telecabina de Benasque

La telecabina para conectar el casco urbano de Benasque con la estación de Cerler cuesta 12,8 millones y podría desplazar 2.400 personas a la hora en ambos sentidos con las 68 cabinas previstas, Su trazado es de dos kilómetros.

El siguiente paso lo dará la Diputación Provincial de Huesca en la convocatoria de 2022 con la propuesta de unión de Astún y Formigal a través del valle de Canal Roya, que requiere otros 40 millones.

Lo que se ha descartado en la actuación es la conexión directa mediante una telecabina de Candanchú a Canfranc y la nueva urbanización de la estación, reconvertida en hotel, con el fin de abaratar el proyecto.

El décimo destino del mundo

La gran intervención será la conexión de los valles del Aragón y de Tena, cuya primera fase de estudio se completó hace más de una década por Ecosign. Según sus estimaciones, completar el proyecto supondrá convertir la nueva oferta en uno de los diez destinos de esquí más grandes del mundo con una capacidad de alojamiento de 40.000 turistas por día y de 100.000 esquiadores por hora.

Montanuy
9

Accesos a Montanuy

El municipio de Montanuy ha presentado el proyecto para garantizar el acceso viario por su vertiente a la ampliación de Cerler por el valle de Castanesa. El coste está cuantificado en otros nueve millones.

Los planes del Gobierno de Aragón no se quedan aquí, ya que su apuesta por la nieve se completa con la ampliación de Cerler en curso. La próxima temporada se estrenará la primera fase para extender el dominio esquiable por el valle de Castanesa con el estreno del nuevo remonte. Y, al mismo tiempo, se va impulsar ya con una inyección de nueve millones la mejora del acceso viario a Montanuy, tal y como ha solicitado el Ayuntamiento.

Por su parte, Benasque aspira construir la telecabina de conexión con la estación, para lo que ha solicitado 12,9 millones. La mayor parte del presupuesto se destinará a acometer la obra civil y adquirir el material necesario. La aspiración municipal es acometer el tendido en tan solo un ejercicio, por lo podría estar acabada a lo largo de 2022 y minimizar así el tráfico.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión