Zaragoza
Suscríbete

La última subasta del barrio del AVE queda desierta al no haber ofertas para un suelo de usos terciarios

Zaragoza Alta Velocidad sufre un nuevo fiasco con la misma parcela que vendió y no logró cobrar hace 14 años.

Solar vallado -entre las calles Iriarte Reinoso, Ciudad de Soria y María Callas- con la promoción de pisos ADM Residencial al fondo
Solar vallado -entre las calles Iriarte Reinoso, Ciudad de Soria y María Callas- con la promoción de pisos ADM Residencial al fondo
Toni Galán

La última subasta del barrio del AVE ha quedado desierta porque ni una sola empresa ha presentado oferta para el suelo de usos terciarios (comerciales, oficinas o servicios, entre otros) que sacó de nueva a subasta el pasado mes de septiembre. La sociedad pública Zaragoza Alta Velocidad (ZAV), controlada por el Gobierno central con el 50% y participada a partes iguales por la DGA y el Ayuntamiento, ha sufrido un nuevo fiasco comercial como la misma parcela que vendió en 2007 a la inmobiliaria vasca Jaureguizar y que no llegó a cobrar.

El solar, de 2.009 metros cuadrados, es el más próximo a la plaza de la Ciudadanía, en la confluencia de las calles de Iriarte Reinoso y María Callas con la avenida de Ciudad de Soria. Su edificabilidad alcanza los 13.000 metros cuadrados, con la posibilidad de repartirlas entre una planta baja y un máximo de seis alturas.

Su precio de salida se fijó en 4,2 millones, una quinta parte por el que se cerró la venta fallida en 2007, pero aún así no ha despertado el interés ni de inmobiliarias ni de fondos de inversión. La actual cuantía por la que salió a la venta que implicaba una más que ajustada repercusión de 325 euros por metro cuadrado. Fuentes del sector inmobiliario indicaron que la parcela solo tendría salida en el caso de tener un operador dispuesto a explotar una residencia de ancianos, dado que la oferta comercial está saturada, al igual que el parque de oficinas existente en la ciudad. "Los fondos de inversión internacionales tampoco se fijan en la ciudad", aseveraron.

Expertos consultados añadieron que el precio no estaba mal, pero suponía "mucho riesgo" comprarla sin contar de antemano con alguien que le vaya a dar una salida. "Son muchos metros cuadrados y habría que esperar años para lograr sacarle un rendimiento", explicaron.

Esta parcela de usos terciarios está gafada. La sociedad pública la subastó en 2007 y logró que la compañía vasca Jaureguizar la comprara por 19,21 millones, aunque la crisis económica le pilló de lleno y no pagó. La sociedad pública le llevó a los tribunales, que le reconoció el derecho a cobrar el precio acordado, pero se tuvo que conformar con una compensación de 660.000 euros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión