Zaragoza
Suscríbete

abusos a menores

La policía detiene a un joven en Zaragoza por abusar y corromper a su primo de 11 años

El arrestado quedó en libertad provisional con la prohibición expresa de acercarse al menor. El caso se sigue investigando .

El detenido fue trasladado a primera hora de ayer al juzgado de guardia de Zaragoza.
El detenido fue trasladado hoy al juzgado de guardia de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Los cambios de comportamiento repentinos en los niños, sin un motivo evidente que los justifiquen, suelen enmascarar algún tipo de problema. Los abusos sexuales o la corrupción de menores son explicaciones que de manera frecuente se ven en los tribunales de justicia.

Una madre denunció el pasado miércoles que desde que su hijo tenía 11 años (ahora, 12) y comenzó a hacer los deberes con su primo, de 24, este aprovechó para mostrarle vídeos pornográficos protagonizados por adultos. Esta práctica terminó incluyendo presuntamente felaciones y un peligroso intento por parte del menor de repetir lo aprendido con una niña de un año. La Policía arrestó ayer al denunciado, que fue puesto en libertad tras declarar en el juzgado de guardia con una medida de alejamiento mientras se le investiga por corrupción de menores y abuso sexual.

La madre del menor contó a la Policía que cuando su hijo tenía 10 años y estaba de vacaciones con su primo éste ya le enseñó fotos de una chica desnuda que había recibido a través de Facebook. A los 11, el crío empezó a tener problemas con el rendimiento escolar y dificultades para hacer los deberes, por lo que pidió permiso para ir a casa de su primo para que le ayudara con las tareas.

Al parecer, fue en el domicilio del adulto cuando este empezó a mostrarle de manera frecuente vídeos pornográficos y a masturbarse delante de él. El menor no se lo contó nunca a su madre y cada vez tenía más curiosidad por ver más escenas de carácter sexual. Esta situación se repitió también en el domicilio del niño, cuando estaba supuestamente haciendo los deberes con su primo. 

Un día, según supo después la denunciante, el adulto le hizo una felación al menor, hecho que este asegura solo pasó una vez. El detonante que puso en alerta a la madre fue cuando tenía a su cargo el cuidado de una niña de un año y encontró a su hijo con el pene muy cerca de la boca del bebé. La mujer lo retiró de allí y, según declaró, la situación no llegó a mayores. Acto seguido, dio cuenta de lo ocurrido al médico de su centro de salud, que la derivó a una psicóloga. 

A raíz de la denuncia, la Policía detuvo al joven que este jueves, asistido por el abogado Javier Elía, no quiso declarar en el juzgado de guardia  y quedó en libertad provisional con una orden que le prohíbe expresamente acercarse al menor. Ahora se abre un proceso de investigación para aclarar todos los hechos. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión