Zaragoza
Suscríbete

A Trasmoz le roban cinco de sus siete brujas más queridas

Las figuras han sido sustraídas de las hornacinas de la ruta que bordea el castillo. El Ayuntamiento ha cancelado el acto de La Luz de las Ánimas para evitar aglomeraciones.

Brujas de Trasmoz
A la derecha, una silueta de hierro que se ha convertido en una de las más fotografias de Trasmoz. A la izquierda, una de las brujas de porcelana dentro de la seta-casita
Ayuntamiento de Trasmoz

Al tratarse de Trasmoz y estar tan cerca la festividad de Todos los Santos, uno podría pensar que la desaparición de cinco de las siete brujitas de porcelana que jalonaban la ruta de la ronda del castillo es fruto de algún maleficio propio de estas fechas. La realidad es más banal. Todo apunta a que han sido sustraídas durante las últimas semanas por algún desaprensivo que se apoderó de ellas para llevárselas e casa o simplemente como una gamberrada, ya que su valor no es elevado.

"Estaban colocadas dentro de unas pequeñas setas de hierro con forma de casita que tenían dentro una bruja y que se iluminan por la noche. No pensamos que nadie llegara a introducir la mano por la ventana y acabara llevándoselas", explica el alcalde, Jesús Andía. El Ayuntamiento ya se ha puesto en contacto con el herrero que fabricó estos hitos para reponerlas con más seguridad. "Las brujas eran de porcelana y artesanales, pintadas a mano. Estaban ancladas con hierro, pero hemos pedido que se refuerce y que la ventana sea con rejas para que no se pueda meter la mano", apunta el regidor.

Este itinerario da la vuelta a la ronda del castillo desde el mirador de Los olivos hasta el de La tribuna, que se encuentra en la fortificación, y permite disfrutar de vistas del Moncayo.

Por otra parte, el Ayuntamiento también ha decidido cancelar la celebración este próximo fin de semana de los actos de la Luz de las Ánimas para evitar aglomeraciones en la pequeña población, ya que la última edición de 2019 atrajo a 7.000 visitantes. Para esta festividad los vecinos recogen calabazas, hasta 600, que vacían para decorar las calles. También se reparten entre los visitantes que acuden y se organizan pasacalles, un mercadillo y una calle terrorífica.

"Contamos con un campo de tres hectáreas en el que caben 900 coches y se llenó. Preferimos ser prudentes porque con la gente que viene no podemos controlar la masificación", señala el regidor. Con el levantamiento de las restricciones hace una semana tampoco han tenido tiempo de preparar la cita. Para evitar el efecto llamada hasta se ha suspendido una exposición de pintura sobre las ánimas. Pese a ello, las casas de turismo rural de la zona han colgado el cartel de completo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión