Zaragoza
Suscríbete

Fundación Aragonesa Tutelar: Los voluntarios de la normalización social y la inclusión

Fundat cuenta con un grupo de 33 voluntarios que se convierten en compañeros de viaje de las personas con discapacidad intelectual por las que vela la entidad. El Teatro Principal acoge este miércoles un concierto solidario en beneficio de la entidad.

Tutelados y voluntarios de Fundat en el centro ocupacional Santo Ángel de Atades en Zaragoza.
Tutelados y voluntarios de Fundat en el centro ocupacional Santo Ángel de Atades en Zaragoza.
Toni Galán

Alba Gil asegura que Pablo Ferrer y Asunción Corral, un matrimonio voluntario de la Fundación Aragonesa Tutelar (Fundat), son como sus "papás" y le encanta viajar con ellos y descubrir "sitios diferentes". Asunción, con complicidad y una sonrisa de oreja a oreja, la llama "nuestra chica pequeña" y recuerda los ratos que comparten casi todos los fines de semana y los vídeos que enviaron al grupo durante la pandemia cocinando y planchando para ayudar a superar los momentos más duros de una pandemia que les obligaba a estar separados. Este pasado fin de semana tocaba una caminata a Cantalobos con explicaciones sobre la flora y la fauna incluidas.

Pablo y Asunción, que llevan cinco años volcados en esta labor de acompañamiento a personas con discapacidad intelectual de Fundat, son dos de los 33 voluntarios con los que cuenta esta organización. La Fundación Aragonesa Tutelar nació en 2012 con el objetivo de tutelar y ejercer curatelas entre este colectivo. En principio, todos los tutelados estaban vinculados a Atades pero se trata de una entidad autónoma. Desde aquellos inicios ha atendido a 68 personas y ha asesorado a 58 familias.

"Este es el voluntariado de la normalización social y de la inclusión", lo define Beatriz Moreno, su coordinadora. "La relación entre ellos es de amigos. No hay que hacer nada diferente a los planes que puedes tener con personas de tu entorno de amistades. Se trata de integrarlos en tu vida diaria, de acompañarles a los sitios que necesiten ir y de generar ese vínculo de confianza que hace que te llamen para contarte sus cosas". Son como compañeros de viaje.

El encuentro en el que hablan sobre sus experiencias se desarrolla en el centro ocupacional y residencial Santo Ángel de Atades en Zaragoza. Ainhoa y Álex dejan por un rato su trabajo en el que embolsan componentes eléctricos para una empresa. Alba ha venido desde el Centro Integra, donde desarrolla su vena artística en el Estudio de Arte y de Diseño. Julio Mermejo es otro voluntario que hace cuatro años empezó a conocer "a unas personas de las que recibes más de lo que tú les puedes dar, aunque suene a tópico".

Para Elicio Herrera, uno de los nueve patronos de Fundat, el voluntariado es uno de los "puntales" junto al equipo de profesionales que se encargan de las asesorías jurídicas y psicológicas y del área de protección. "Para mí los profesionales son el alma de Fundat y los voluntarios los tutores de campo", resume. Recuerda que el objetivo de Fundat es dar una respuesta a la "preocupación" de las familias que son conscientes de que su hijo con discapacidad intelectual va a vivir más tiempo que ellos y quieren garantizar que alguien lo cuide y atienda cuando ellos falten.

Fundat tiene una cita muy especial este miércoles en el Teatro Principal de Zaragoza, que acoge un concierto solidario en su beneficio. La velada contará con las actuaciones en directo del grupo de pop rock 84 y la cantautora Beatriz Gutiérrez, conocida como Begut. Se da la circunstancia de que uno de los componentes de la banda 84, Enrique Berenguer, es el responsable del Estudio de Arte y Diseño de Atades, Enrique Berenguer.

Unidad de atención a víctimas

Uno de los servicios con que cuenta la Fundat es la Unidad de Atención a Víctimas de Violencia con Discapacidad Intelectual (Uavdi) que se puso en marcha en 2015. En lo que va de 2021 se han registrado 30 nuevos casos: cuatro abusos sexuales (dos de ellos en el seno familiar), dos de violencia de género y uno doméstica, además de cuatro situaciones de abusos físicos, dos de tipo psicológico y cuatro económicos, entre otros. De ellos, 12 han necesitado intervención psicológica y 17 han sido atendidos por el facilitador, una figura que les apoya y acompaña en el proceso policial y judicial. Además, este año la figura del facilitador ha prestado sus servicios a dos personas implicadas en procesos judiciales como presuntos agresores.

Desde Uavdi-Aragón se reivindicaba la regularización de la figura del facilitador. Esta ya se contempla en la reciente reforma de la Ley de apoyo a las personas con discapacidad. Sin embargo se regula como un derecho de la persona, pero que se tiene que correr a costa de la propia persona.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión