Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

El Tubo suma 30 establecimientos al proyecto nacional de la hostelería contra el cambio climático

La iniciativa, impulsada por Coca-Cola, Ecodes y Hostelería #PorElClima, ha facilitado ya la puesta en marcha de 500 medidas para reducir la huella de carbono de estos bares zaragozanos 

La concejal de Servicios Públicos, Natalia Chueca, junto a representantes del sector tras colocar la pegatina del proyecto en la puerta de El Plata.
La concejal de Servicios Públicos, Natalia Chueca, junto a representantes del sector tras colocar la pegatina del proyecto en la puerta de El Plata.
Tubo #PorElClima

La zona gastronómica del Tubo ha dado este lunes un paso adelante en la lucha contra el cambio climático. De la mano de Coca-Cola, Ecodes y la plataforma sectorial Hostelería de España, una treintena de establecimientos se han sumado al proyecto nacional Hostelería #PorelClima y, bajo este paraguas, han puesto en marcha ya 500 medidas destinadas a reducir su huella de carbono. Con la denominación El Tubo #PorElClima buscan lograr la adhesión de más bares y restaurantes de estas emblemáticas calles de Zaragoza a una iniciativa de acción conjunta en beneficio de medio ambiente. 

El Patio del Plata ha sido el escenario para la presentación, que se ha llevado a cabo mediante un coloquio sobre distintas medidas climáticas tomadas en el sector en el que han participado la concejal de Servicios Públicos, Natalia Chueca, el representante de la Asociación El Tubo, Santiago Fuster, el presidente de CEHTA, Fernando Martín, y el gerente de la Asociación La Laurel de Logroño, Ricardo Madorrán, además de Pablo Barrenechea, director de la Comunidad #PorElClima, y el jefe de comunicación de la región Noreste Iberia de Coca-Cola, Fernando Anel. Como han explicado, este proyecto es el primer paso para hacer de la hostelería de la ciudad un "referente nacional en la ruta hacia la descarbonización". El objetivo, además, es que pueda extenderse a otras zonas. 

Por ahora, ya han puesto en marcha medio millar de medidas dirigidas a la reducción de emisiones en el consumo de luminarias, calefacción y climatización y, entre otras cuestiones, al uso eficiente de los electrodomésticos. Los establecimientos adheridos han llevado a cabo un diagnóstico de las acciones en marcha para saber cómo están actuando contra el cambio climático.  Por ejemplo, todos ellos hacen un mantenimiento continuado para evitar pérdidas de agua por goteo. Supone un gran ahorro, ya que el goteo de un grifo representa el despilfarro de 30 litros de agua al día y más de 10.000 al año. En el caso de un inodoro, la cifra aumentaría hasta los 200.000 litros anuales. 

Además, como han explicado durante la presentación, el 100% de los bares adheridos del Tubo trabajan con proveedores locales para reducir las emisiones de CO2 y el empaquetado excesivo de los productos y también muchos han cambiado ya la luminaria por bombillas led, que ahorran el 50% de la energía. Otra acción que se está implementando es la instalación de sensores de movimiento en la iluminación de los aseos para reducir el gasto. Todos los establecimientos tienen el compromiso de ir ampliando las medidas para reducir su impacto ambiental en torno al agua, el consumo responsable, la energía, la movilidad o los residuos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión