Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Detenido un joven por dar una paliza a otro junto a la sala Oasis de Zaragoza

La víctima recibió múltiples patadas y puñetazos y tuvo que ser asistida de una fractura maxilofacial. 

Un hombre de 57 años fue detenido por agredir a su pareja a la altura del número 30 de la calle de Basilio Boggiero.
Un hombre de 57 años fue detenido por agredir a su pareja a la altura del número 30 de la calle de Basilio Boggiero.
Google Maps

La Policía Nacional puso ayer a disposición judicial a un joven de 30 años como presunto autor de las graves lesiones sufridas por otro de 35 a las puertas de la popular sala Oasis, en la calle Boggiero de Zaragoza. Los hechos se produjeron en la madrugada del sábado 2 de octubre, pero no fue hasta el pasado lunes por la tarde cuando se detuvo al agresor.

Según fuentes próximas a la investigación, fueron varias personas las que atacaron a la víctima, propinándole una paliza a base de puñetazos y patadas por todo el cuerpo. Cuando llegó al hospital, los médicos comprobaron que presentaba una fractura maxilofacial además de múltiples hematomas. De ahí que ahora se impute al detenido, identificado como C. L. C. T., un delito de lesiones graves.

Los amigos del agredido comparecieron la misma noche de la agresión en comisaría y contaron que la paliza se produjo en torno a las 4.15 en el exterior de la sala de fiestas. El tumulto posterior permitió al ahora detenido escabullirse entre la gente, pero la Policía Nacional ha acabado identificándolo y poniéndolo a disposición del titular del Juzgado de Instrucción número 7, que ayer se encontraba de guardia.

Un hombre en libertad condicional clava unas tijeras a otro

Por otro lado, el Grupo de Homicidios ha detenido a Alfonso L. P., de 35 años, como presunto autor de la grave agresión sufrida el pasado viernes, 15 de octubre, por un vecino de Valdespartera. La víctima, de 37 años, sufrió dos heridas punzantes en la parte baja de la espalda .Y aunque la Policía no logró localizar el arma, el propio denunciante explicó a los agentes que le clavaron unas tijeras en la zona lumbar.

Los hechos se produjeron sobre las 20.20 en la calle de Mi Tío, donde coincidieron agresor y víctima. Al parecer, ambos se conocían y el detonante del ataque pudo ser una supuesta deuda de 40 euros. Según la versión del agredido, el ahora detenido reaccionó de forma muy violenta cuando le reclamó el dinero, propinándole varios puñetazos y patadas hasta tirarlo al suelo.

Durante su declaración en comisaría, la víctima explicó que, en un momento dado, Alfonso L. P. sacó unas tijeras e intentó clavárselas. El hombre esquivó varias veces el arma defendiéndose con sus manos y brazos, pero acabó siendo alcanzado en la espalda.

Un vecino contuvo al agresor

La intervención de un tercer hombre, que consiguió contener al agresor cuando volvía a abalanzarse sobre la víctima, evitó que las consecuencias del ataque fueran incluso más graves. En cualquier caso, una ambulancia tuvo que trasladar al herido al Hospital Miguel Servet, donde le suturaron los cortes.

El autor las lesiones se dio a la fuga, pero se presentó voluntariamente el domingo en la Jefatura Superior. Para entonces, ya había sido identificado por el denunciante a través de fotografías. Porque se trata de un delincuente fichado al que le constan al menos diez detenciones por robos con violencia, robos con fuerza y también lesiones. Según ha podido saber HERALDO, Alfonso L. P. se encontraba actualmente en libertad condicional, ya que sobre él recayó una pena de prisión que el juez aceptó suspender siempre que durante un periodo de tiempo no volviera a delinquir. Cuando clavó las tijeras por la espalda al vecino de Valdespartera, ese plazo de gracia todavía no había expirado, por lo que, si ahora resultara condenado por este ataque, todo apunta a que tendría que cumplir las dos penas.

Durante su comparecencia ayer ante el juez de guardia, el detenido explicó que su madre le había pedido unas tijeras y se las llevaba a casa cuando se cruzó con la víctima y le increpó, iniciándose un rifirrafe entre ambos. La Fiscalía pidió prisión para Alfonso L. P., pero la defensa, a cargo de Javier Osés, alegó que no había riesgo de fuga. El magistrado acabó dejando libre al arrestado imponiéndole una medida de alejamiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión