Zaragoza
Suscríbete

sucesos zaragoza 

Nueva agresión a un policía en Zaragoza: "Solo le pedí que se levantara del suelo para aparcar"

La agresión se produjo el 12 de octubre en el barrio de Casablanca. El funcionario, que estaba fuera de servicio, sufre una triple fractura de mandíbula de la que le tienen que operar.   

El agente agredido el pasado 12 de octubre en Casablanca todavía tiene huellas de la agresión en su cara.
El agente agredido el pasado 12 de octubre en Casablanca todavía tiene huellas de la agresión en su cara.
José Miguel Marco

No han sido uno sino dos los agentes del Cuerpo Nacional de Policía  que, estando fuera de servicio pero identificándose como tales, han sido agredidos en Zaragoza durante la semana del Pilar que acaba de terminar.

Si un inspector fue atacado el domingo en un autobús urbano por un pasajero que se alteró porque le dijeron que se pusiera la mascarilla, un subinspector recibió una patada en la boca en el momento en que se agachaba para recoger la placa que le acababa de tirar de un manotazo un ciudadano molesto porque le pidió que se levantara del bordillo en el que estaba sentado para poder aparcar su coche.

El último suceso se produjo al mediodía del 12 de octubre en la calle Embarcadero del barrio de Casablanca. El herido, José Luis R., de 62 años, zaragozano destinado en Tudela que se encontraba en la capital aragonesa por ser el día del Pilar, está todavía de baja y su rostro muestra las huellas de la agresión. Un derrame ocular y fracturas de nariz y pómulo han sido las consecuencias. Este lunes le han diagnosticado también una triple fractura de mandíbula de la que está pendiente de operación. 

Cuenta que había salido para ir a comprar fruta a una tienda de la mencionada calle y, como era fiesta, había pocos sitios para aparcar. Vio uno pero había una persona sentada en un bordillo y le preguntó si podía levantarse para aparcar ahí. “El hombre accedió, pero al adelantar el coche para ponerlo en paralelo con el anterior, golpeó el retrovisor y pegó una patada a la puerta del coche. Me quedé perplejo, porque todo vale mucho dinero, y me bajé para preguntarle por qué había hecho eso y que se lo había pedido por favor. Empezó a decirme que él hacía lo que le daba la gana y me lanzó un puñetazo que logré esquivar", explica. 

"Como había tanta gente, pensé voy a parar esto porque si no se puede liar y se puede montar una trifulca callejera. En ese momento saqué la placa, le dije que era policía y le pedí que viniera conmigo a hablar. El me pegó un manotazo y tiró la placa. Claro, el fallo mío fue perderlo de vista a él y agacharme por inercia a recogerla. Entonces me pegó un empujón, me tiró patas arriba y cuando me giré para levantarme y estaba a tres palmos del suelo, me metió un patadón en toda la cara”, relata.

El agresor se marchó del lugar y la gente ayudó al agente. Poco después, con las características facilitadas del individuo, fue detenido en las inmediaciones. Tras declarar ante el juez quedó en libertad y ahora está pendiente de juicio. El subinspector ejercerá la acusación particular a través del Sindicato Unificado de Policía (SUP). 

Sus compañeros del Cuerpo Nacional de Policía se han concentrado hoy ante la Jefatura en solidaridad con su caso y la del inspector atacado este domingo

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión