Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Los vecinos de Valdespartera, satisfechos por la ausencia de la carpa del Espacio Zity: “No hay color con otros años”

En estas no-fiestas del Pilar se ha apostado por un ocio familiar en sustitución del nocturno y los vecinos agradecen la disminución de ruido.

Este aspecto presentaba ayer el ferial de Valdespartera a las 19.20.
El ferial de Valdespartera durante esta semana del Pilar.
P.B.

En estas no-fiestas del Pilar se ha prescindido de la macro carpa de Espacio Zity que en años anteriores se había instalado en Valdespartera albergando conciertos cada noche. Y los vecinos no la echan mucho de menos. No era solamente la carpa -en la que llegaban a concentrarse más de 15.000 personas algunas noches- sino también los botellones que se organizaban en los alrededores, generando basura, ruido y muchas molestias para los vecinos.

El presidente de la Asociación de Vecinos Los Montes de Valdespartera, Adolfo Lahoz, explica que este año ha recibido menos quejas de los vecinos porque la actividad ha sido menor. Las críticas que ha habido han sido relativas a la limpieza y a la “saturación” del tranvía, pero, aun así, Lahoz destaca que la habilitación de dos líneas de autobús -V1 y V4- ha ayudado a descongestionar un poco.

Lahoz explica que, de todas formas, los jóvenes han seguido juntándose a beber. “Se ha notado un poco menos pero sí que ha habido una gran afluencia juvenil al recinto ferial y todavía hay botellones, aunque este año parece ser que se han repartido por toda la ciudad”, expone. Por las mañanas aún hay “restos del botellón de la noche anterior, pero no es tan exagerado como otros años”, asegura.

A pesar de ello, la imagen de estas no-fiestas dista mucho de parecerse a la de los años previos a la pandemia: “La suciedad antes era brutal tanto en el recinto ferial como en las calles adyacentes”, explica Lahoz, y añade que "lo peor era el ruido. Era algo brutal”. Entonces sí había denuncias a la policía. Además, los vecinos se quejaban constantemente de la “masificación del tranvía”.

Lahoz destaca que, este año, cuando llega la hora de cerrar las ferias “ya no hay música y el no tener conciertos cada noche en el barrio se nota”.

“Este año no hay color”. Así lo asegura, Esther Y., vecina de Valdespartera, que está viviendo las no-fiestas mucho más tranquila. Vive cerca de la calle Séptimo Arte y asegura que este año está “encantada”. Como mucho, explica, “a veces, cuando hay cierzo se oyen un poco las ferias, pero no es nada molesto en comparación con años anteriores con el Espacio Zity”. Entonces había “mucho ruido por las noches, pero también había muchísima suciedad. Por la mañana nos encontrábamos botellas y vasos rotos por la calle”. Esther sí que lamenta que el transporte sigue estando saturado algunos días, sobre todo el tranvía, aunque agradece las líneas de autobús porque “han sido una ayuda importante”.

“Conozco gente que vive por diferentes zonas del barrio y estamos todos de acuerdo en que no ha habido los mismos problemas que otros años, ya que antes había chicos que se metían en los portales y en zonas comunes o incluso saltaban por encima de los coches, se dañaba mobiliario…”.

“Miedo” por el futuro

Tras disfrutar de unas no-fiestas más tranquilas que en ediciones anteriores, los vecinos de Valdespartera aseguran temer por el futuro. “Tenemos miedo de volver a esas situaciones en 2022 porque este año todo ha mejorado mucho”, explica Esther Y..

Lahoz, por su parte, espera que este año haya servido para replantear “una reforma en la manera de ver y organizar las fiestas”. Recuerda que es una reivindicación histórica de los vecinos del barrio que el lugar en el que se instalaba la carpa y las ferias se construya un parque que supondría “un pulmón natural para el barrio”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión