Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

El juez deja libres, sin fianza ni medidas, a todos los detenidos tras la carga policial del día 12 en Zaragoza

Los 13 jóvenes mayores de edad arrestados tras la carga policial han declarado este miércoles en el juzgado de guardia por un delito de desórdenes públicos y otro de atentado. 

Disturbios con la Policía
Disturbios con la Policía
HA

Los 13 jóvenes mayores de edad detenidos por los graves disturbios registrados durante la madrugada del 12 de octubre en torno a la plaza del Justicia, en pleno centro de Zaragoza, han quedado ya en libertad. Tras tomar declaración a todos ellos este miércoles, el titular del Juzgado de Instrucción número 1 acaba de autorizar su salida calabozo. En cualquier caso, todos ellos seguirán siendo investigados por un delito de desórdenes públicos y otro de atentado.

Cabe recordar que por estos hechos, que se registraron sobre las 3.00 y obligaron a cargar a los antidisturbios de la Policía Nacional, se arrestó también a otros cinco menores. Pero estos fueron entregados ya el martes a sus respectivos padres, con la obligación de comparecer ante la Fiscalía de Menores cuando se les requiera.

Según ha podido saber HERALDO, doce de los trece jóvenes que han comparecido este miércoles en el juzgado de guardia no arrastran antecedentes policiales ni penales. En principio, solo a uno le costaría un registro y no por hechos violentos. Parece que esta podría haber sido la razón que ha llevado al magistrado a decretar su puesta en libertad sin ningún tipo de fianza o medida de alejamiento. En cualquier caso, como los menores investigados, los 13 tendrán que acudir a declarar cuando se les llame.

El detonante de la acción policial de la madrugada del día 12 fue una llamada realizada sobre 3 de la madrugada desde el Hotel Catalonia, ubicado en la referida plaza, para alertar de que el local era objeto de destrozos en su fachada por parte de grupos de jóvenes, que recibieron a botellazos al vehículo policial desplazado.

Instantes después, la Policía Nacional desplegó todas sus unidades disponibles para tratar de dispersar a estos jóvenes por las calles adyacentes, en una acción que se prolongó por espacio de dos horas y durante la que se lanzaron botellas contra los agentes y las fachadas de las casas.

La intervención, durante la que se dispararon pelotas de goma para dispersar a los jóvenes, se saldó finalmente con la detención de 18 jóvenes, 5 de ellos menores de edad.

Las fuentes citadas descartan en principio que los disturbios fueran causados por grupos organizados y señalan que los presuntos autores eran jóvenes que participaban del botellón, en el que los agentes observaron la presencia de menores de edad de "entre 12 y 14 años".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión