Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Un águila de Harris vuela en Tarazona para ahuyentar a los estorninos de los parques

Para mantener a raya a estas aves ‘okupas’ también se podarán los árboles de los recintos en los que pernoctan.

El adiestrador se prepara para hacer volar al águila
El adiestrador se prepara para hacer volar al águila
Ayto. Tarazona

Un águila de Harris sobrevuela los parques más céntricos de Tarazona, San Francisco y Paco Martínez Soria, para ahuyentar a los estorninos que pernoctan en sus árboles. Molestan con sus excrementos que ensucian el suelo y su continuo griterío. Para combatir esta plaga, el Ayuntamiento turiasonense ha contratado 14 vuelos de esta rapaz que al empezar a anochecer hace varias pasadas y se posa en algunas ramas durante un rato para dejar bien patente su presencia.

"Es la primera vez que recurrimos a este método. Este verano también instalamos un ahuyentador que simula los sonidos de los halcones, pero al final se acostumbran a él y dejan de huir cuando lo escuchan", explicó Ismael González, jefe de unidad de los agentes forestales del Consistorio de Tarazona. La semana pasada se hizo un "tratamiento de choque" con cinco vuelos y a lo largo de esta y las dos siguientes se llevarán a cabo tres en cada una.

Los incómodos pájaros ‘okupas’ ya han empezado a huir en cuanto advierten que por esa zona hay un ave de presa que les hace el marcaje. González reconoce que la medida funciona a corto plazo, pero "no se puede bajar la guardia". "Al segundo día ya han desaparecido, pero se trasladan a sitios cercanos a pasar la noche, sobre todo a tejados muy altos y a espacios verdes menos frecuentados por la gente". Para llevar a cabo estos vuelos el Ayuntamiento ha contratado a la empresa Agroquímicos Rada por algo más de 2.000 euros.

No es la única medida que se está adoptando para controlar esta plaga que provoca las quejas de los vecinos que frecuentan estas zonas de esparcimiento y recreo. Tras las fechas festivas del Pilar se van a podar los árboles que están más frondosos de lo habitual, ya que el año pasado no se pudieron quitar las ramas superfluas. Este exceso de vegetación también ha provocado que los estorninos proliferen más.

González apuntó que de cara a favorecer que los estorninos se desplacen al extrarradio de la localidad ya se ha empezado a hacer plantaciones fuera del casco urbano en lugares como la Vía Verde, en la parte exterior de las piscinas o una zona de la carretera de Soria. Se ha optado por arbolado grande de hoja caduca.

"Hay que ser conscientes de que la solución no es fácil y estas medidas sirven para reducir y mitigar sus efectos, pero no para eliminarlos del todo", concluye González. Conocidas son las experiencias similares que se han hecho con halcones en Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión