Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

Una petición de los conductores mantiene precintados dos asientos de cada autobús

Las dos butacas ubicadas tras el chófer están inutilizadas "para asegurar una correcta ventilación" pese a que no lo exige ninguna norma.

Los primeros asientos de cada automóvil siguen inutilizados desde que se recuperó el servicio.
Los primeros asientos de cada automóvil siguen inutilizados desde que se recuperó el servicio.
HERALDO

Muchos usuarios del autobús urbano de Zaragoza se hacen una pregunta cada vez que suben a uno de los vehículos de la flota: ¿por qué, pese a que ya se puede ocupar el 100% de los aforos de los buses, se sigue sin poder utilizar los dos primeros asientos? Pese a que no hay ninguna norma municipal, autonómica o estatal, las butacas ubicadas detrás de los chóferes siguen viajando precintadas por la ciudad, sin permitir su uso por parte de los viajeros. 

El motivo no tiene nada que ver con leyes ni órdenes de los distintos Ejecutivos, sino que se corresponde, más bien, con un asunto de salud laboral. Fueron los propios trabajadores de Avanza los que, en el arranque de la pandemia -cuando menos se conocía del comportamiento del covid-19-, trasladaron a la empresa varias medidas en aras de poder acometer su labor profesional con el menor riesgo posible.

Entre esa batería de acciones se encontraba evitar el cobro del viaje en metálico o la reducción de los aforos. "También solicitamos, igual que los empleados del resto de empresas de transporte, que se impidiera el uso de esos dos asientos por un motivo muy simple: son los dos únicos en los que no hay ventilación y consideramos más que necesario que no se produzcan aglomeraciones en esas zonas del vehículo, en las que menos corre el aire", comenta Javier Anadón, portavoz del Colectivo Unitario de Trabajadores (CUT).

Anadón considera que esta medida debería extenderse a la última fila de asientos. "Ahí tampoco hay ventilación y, sin embargo, van tres personas codo con codo. Debería dejarse libre el asiento de en medio".

Fuentes de Avanza consideran que esta medida, "que cuenta con el visto bueno del Ayuntamiento", favorece que no se aglutinen usuarios en la parte delantera del autobús. "Hace que la gente se distribuya por el resto de zonas del vehículo", indican desde la empresa. Ni el Consistorio ni Avanza ni los propios trabajadores marcan una fecha para que se recupere el uso de los dos asientos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión