Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Cursos, presencialidad y un encuentro estatal de asociaciones de vecinos para arrancar el curso en la FABZ

La federación ha retomado la celebración de sus plenos y actividades aunque con una plantilla mermada.

Primer pleno de la FABZ, ya con total presencialidad.
Primer pleno de la FABZ, ya con total presencialidad.
Heraldo

La Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) ha retomado su actividad habitual tras la pausa estival y lo hace recuperando la presencialidad en sus plenos, pero con una plantilla reducida, ya que, de los ocho trabajadores con los que contaba en junio, ahora solo quedan tres.

“Hay que tener en cuenta que, dado el recorte presupuestario al que nos sometió el ayuntamiento este año, tuvimos que hacer una reducción de plantilla y mandar al ERTE a tres personas que, afortunadamente, han podido reincorporarse en septiembre”, detalla el presidente de la FABZ, Manuel Arnal.

Desde la FABZ insisten en que, a pesar de los continuos recortes sufridos en los últimos años, están sacando adelante prácticamente las mismas iniciativas y actividades “gracias a un gran esfuerzo personal, el compromiso de los trabajadores y muchas horas de voluntariado”. Arnal envía un mensaje claro: “Para tener una ciudad sana, al tejido asociativo -vecinal, deportivo, cultural- hay que cuidarlo y mimarlo y esto se hace entre otras cosas, con aportaciones presupuestarias para que la nuestra sea una sociedad civil activa”. Además, destaca que Zaragoza tiene “una tradición asociativa potente”.

Durante el primer pleno de la FABZ se analizó cómo están funcionando los cursos de brecha digital que se organizan junto al Ayuntamiento de Zaragoza. “Hasta el momento han sido todo un éxito de participación y hasta donde yo sé hay más de 150 personas en lista de espera”, apunta Manuel Arnal. También la Unión Vecinal Cesaraugusta lleva a cabo estas acciones formativas junto al consistorio zaragozano. En esta reunión se valoró favorablemente que, en general, las asociaciones de vecinos hayan retomado su actividad habitual con cursos y actividades diversas.

Los presentes coincidieron en que se ha notado que “los vecinos tenían muchas ganas de retomar las actividades” tras un año marcado por la pandemia. Arnal destaca que una de las principales funciones de las asociaciones de vecinos -además de abanderar reivindicaciones para sus respectivos barrios- es dotar de cohesión social al barrio y fomentar la socialización, algo que en último año “se ha echado de menos”.

Asamblea de la CEAV

Los preparativos de la próxima asamblea de la Confederación Estatal de Asociaciones Vecinales (CEAV), una cita que tendrá lugar del 5 al 7 de noviembre en el Centro de Historias de Zaragoza, fue uno de los puntos claves del pleno. Los temas principales que se tratarán en dicho evento serán la Agenda Urbana 2030 y la participación vecinal.

“La postura de la federación es que hay tres principios en los que se tiene que basar la actividad del movimiento vecinal: la cohesión social, la sostenibilidad ambiental de todas las medidas y que estas cuenten con el debate y la participación vecinal”, expone Arnal. “Ese es nuestro mantra porque hay que tener en cuenta que la Agenda Urbana 2030 tiene diez objetivos que se encajan dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), entre ellos la cogobernanza, participación civil y asociacionismo”, detalla el presidente de la FABZ.

Que esta cita se celebre en Zaragoza no es una casualidad ya que la ciudad está más avanzada que en otros puntos de España en lo referido a la participación ciudadana. “Debe haber instrumentos legales para garantizar la representación, algo que, por ejemplo, en Zaragoza, se da a través del Consejo de Ciudad y las juntas de distrito, así como en los grupos de trabajo, una cosa que no se da en otras ciudades”, apunta el presidente de la FABZ.

Añade, eso sí, que faltaría reformar el reglamento de participación para “lograr una mayor implicación de la sociedad civil y el movimiento ciudadano organizado” ya que, “se dan pasos en la participación individual, como la consulta que se llevó a cabo para la reforma de la Plaza Salamero, pero esta participación también tendría que tener un reflejo en las asociaciones que participan habitualmente en las juntas de distrito”, opina Arnal.

Aun así, destaca que “Zaragoza puede servir de ejemplo para otras ciudades en materia de participación” ya que “contamos con un reglamento de participación ciudadana con las juntas de distrito y porque tenemos una asociación como es Ebrópolis para elaborar estrategias y actuaciones en Zaragoza y su entorno”.

En el pleno hubo tiempo también para que las asociaciones mostraran su preocupación por lo que pueda pasar en las ‘no fiestas’ del Pilar, “sobre todo en temas como movilidad y seguridad”, como detalla Arnal. “También preocupa el botellón porque hay que preservar los espacios públicos y garantizar el descanso nocturnos”, expone Arnal quien dice temer que estas ‘no fiestas’ “se conviertan en una distribución de actividades nocturnas por muchas zonas y no se puedan controlar”. Un temor que también han trasladado al Ayuntamiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión