Zaragoza
Suscríbete

educación

Marianistas evoca sus 75 años de enseñanza en Zaragoza

Aquel colegio que inició su andadura en octubre de 1946 en el Palacio de Larrinaga con ocho escolares, acoge hoy en sus instalaciones del paseo Reyes de Aragón a más de 1.650 alumnos

El director de Marianistas, José Luis Andrés Laguna, junto al alumnado en uno de los patios del colegio
El director de Marianistas, José Luis Andrés Laguna, junto al alumnado en uno de los patios del colegio
Francisco Jiménez

Este curso va a ser muy especial para los alumnos del colegio Santa María del Pilar Marianistas de Zaragoza. El centro está inmerso en la celebración de sus 75 años. La escuela comenzó su andadura el 7 de octubre de 1946 con ocho escolares en el Palacio de Larrinaga, su primera sede. Actualmente, en sus instalaciones en el paseo Reyes de Aragón, a las que se trasladaron ya con 457 estudiantes en septiembre de 1968, alberga a más de 1.650 alumnos de infantil a bachillerato.

Un cumpleaños que festeja con el reto de conservar sus señas de identidad, los colegios marianistas de España están en un proceso de reflexión para recrear el modelo educativo desde los fundamentos de su educación adaptada a la actualidad, y su buena trayectoria pedagógica.

"Nuestra intención es que este hito histórico lo celebren también los antiguos alumnos, a los que queremos convocar para que todas las promociones vayan pasando en algún momento por las aulas. Además, vamos a organizar cuatro a cinco charlas en los próximos meses sobre temas educativos que serán abiertas, queremos que la ciudad lo aproveche", apunta el director del centro, José Luis Andrés Laguna.

Los actos conmemorativos se iniciarán el próximo 7 de octubre con la inauguración del curso en el Palacio de Larrinaga. La jornada comenzará por la mañana con diversas actividades en el centro que culminarán formando un gran 75 en el patio. Por la tarde, la parte más institucional, a la vez que entrañable y emotiva, tendrá como escenario el Palacio Larrinaga. Pasado y presente se fundirán con el encuentro de uno de aquellos pioneros en las aulas marianistas, Vicente Gamón, y una niña de 1º de infantil. El 8 de octubre habrá una eucaristía de acción de gracias en el altar mayor del Pilar presidida por el arzobispo de Zaragoza, Carlos Escribano.

Fieles al espíritu participativo e integrador del centro, hay distintas comisiones que trabajan en las actividades que se irán desarrollando hasta el 27 de mayo, jornada que coincide con el día del colegio. Un libro sobre su historia y el estreno del himno del 75 aniversario, que si gusta podría convertirse en el del colegio, son otras citas. Hay otras ideas, como alguna acción que deje huella tipo un mural o cápsulas del tiempo.

La recuperación de un antiguo molino para cortar piedra, que se encuentra en uno de los extremos del complejo junto al canal, es un proyecto que está empezando a tomar forma. "Nos gustaría rehabilitarlo y transformarlo en un aula del agua, de las energías renovables y del medio ambiente. Hemos empezado a hablar con la Confederación Hidrográfica del Ebro, que es la propietaria", avanza el director.

Algunos alumnos destacados

Marianistas ha dejado su impronta en muchas generaciones. Por sus aulas han pasado aragoneses destacados en distintos campos. En ellas estudiaron, entre otros, los artistas Jorge Gay, Fernando Martín Godoy y Fernando García Monzón; los escritores Fernando Lalana y Begoña Oro y los investigadores Manuel Valiente, Diego Gutiérrez y Nacho de Blas.

Del mundo deportivo también lo hicieron el presidente del Real Zaragoza, Christian Lapetra, el jugador zaragocista Iván Azón y el presidente del Casademont, Reynaldo Benito. Y en sus clases también se formaron el director de orquesta Eduardo López Banzo, los fotógrafos Valero Rioja y Eduardo Ezequiel y el cantante Enrique Bunbury. Por supuesto, no están todos los que son, pero sí son todos los que están.

El actual complejo escolar proyectado por los arquitectos José de Yarza García y José de Yarza Nordmark ganó el premio de arquitectura Ricardo Magdalena en 1969. Due declarado Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés en 2009. Se considera un buen ejemplo de arquitectura contemporánea que destaca por su implantación en el entorno, su composición y su funcionalidad. Elemento singular es la capilla.

Una vez ya en las instalaciones del paseo Reyes de Aragón, otros hitos fueron cuando el colegio se convirtió en mixto desde 1º de EGB en 1987 y cuando se construyó en 2006 el edificio de infantil. Las aulas de primaria se acaban de reformar para dar paso a espacios más grandes y versátiles. Ahora se quiere potenciar los espacios al aire libre y el huerto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión