Zaragoza
Suscríbete

sucesos

Los tres latinos que apuñalaron por la espalda a un menor en Zaragoza huyeron en patinete

La Policía Nacional no descarta que la agresión registrada el miércoles por la noche en la plaza de San Bruno esté relacionada con una nueva disputa entre bandas 

Una imagen de la plaza de San Bruno, donde fue detenido este miércoles un joven por tráfico de drogas.
Una imagen de la plaza de San Bruno, donde se produjo el miércoles la agresión
Google Maps

El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional se ha hecho cargo de las pesquisas del apuñalamiento registrado el miércoles por la noche en la plaza de San Bruno de Zaragoza y del que fue víctima un chico de 17 años y origen latino al que atacaron por la espalda. El suceso se produjo sobre las 20.45, cuando el menor caminaba junto a un amigo por el entorno de la catedral de La Seo. Al parecer, los tres agresores iban en patinete, por lo que les resultó más fácil darse a la fuga por San Vicente de Paúl dejando malherido al chaval.

La central del 091 recibió enseguida una llamada alertando de lo ocurrido, por lo que la Policía tuvo tiempo de hablar con el apuñalado antes de que fuera trasladado en ambulancia a un centro sanitario de la capital. A priori, el menor recibió un único pinchazo y no llegó a perder la consciencia, por lo que los agentes pudieron entrevistarse con él y preguntarle si conocía o llegó a ver a sus agresores. Y todo apunta a que pudo facilitarles alguna información, porque rápidamente se montó un importante operativo para tratar de localizar a tres jóvenes también latinos.

Los motoristas de la unidad 'Centellas’ y numerosas patrullas de la Brigada de Seguridad Ciudadana peinaron el entorno de San Bruno y La Magdalena en busca de cualquier pista de los huidos, pero sus esfuerzos resultaron infructuosos. El rastreo se amplió después al paseo de la Independencia y las calles adyacentes, pero tampoco hubo suerte.

Su vida no corre peligro

Según fuentes de la Jefatura Superior de Aragón, en principio, la víctima evoluciona de forma favorable. En cualquier caso, se desconoce la gravedad del corte y si existió en algún momento riesgo vital, lo que obligaría a la Policía a investigar el ataque como tentativa de homicidio. Las pesquisas siguen abiertas y no se puede descartar todavía nada, pero el origen de las personas implicadas, el arma utilizada y el modus operandi hacen pensar que este podría ser otro ataque vinculado a las disputas entre bandas latinas.

Como informó HERALDO el pasado domingo, la operación policial que permitió descabezar a los Dominican Don’t Play (DDP) el pasado mes de marzo ha arrojado gran información sobre la forma en que actúa esta organización en Zaragoza. En los últimos informes remitidos al juez que instruye la causa, basados en el análisis de los teléfonos intervenidos a los cabecillas de la banda, la Policía constata la enorme rivalidad que existe entre los DDP y sus eternos enemigos, los Black Panther (BP), con los que han mantenido recientes y violentos enfrentamientos en distintas zonas de la ciudad.

Al examinar el contenido de los teléfonos, los investigadores hallaron numerosas fotografías y vídeos en los que aparecían imágenes de algunos integrantes de los BP. Según los especialistas en bandas latinas, este material lo comparten y les permite identificar mejor a sus rivales, tanto para organizar ataques como para defenderse de ellos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión