Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La coalición Partido Popular y Ciudadanos rompen la unidad de voto en una moción contra el lenguaje inclusivo

Los populares se quedan solos con Vox frente al resto de los grupos con una propuesta que acaba defendiendo las normas gramaticales de la RAE

Los ediles de Vox, Julio Calvo y Carmen Rouco, conversan con varios concejales del gobierno PP-Cs
Los ediles de Vox, Julio Calvo y Carmen Rouco, conversan con varios concejales del gobierno PP-Cs en una imagen de archivo
Francisco Jiménez

La coalición PP-Cs  en el Ayuntamiento de Zaragoza ha iniciado el pleno de este miércoles por separado. El motivo ha sido una moción de Vox contra el lenguaje inclusivo, que ha recibido el varapalo esperado por parte de la corporación. Pero cuando parecía que la extrema derecha se quedaba sola, el PP ha presentado una transacción de sustitución que incluía una defensa de las normas gramaticales de la RAE, que al final ha sido aceptada por el grupo proponente. Ningún otro partido ha querido sumarse y los populares se han acabado alineando con el partido de Abascal a la hora de perder la votación.

La moción llevaba el sello de Vox, al que le gusta plantear sus “guerras culturales” frente a la izquierda con cuestiones como el feminismo y la igualdad. Sin llegar al tono del diputado David Arranz del pasado jueves en las Cortes, que derivó en una gran bronca por tratar de ridiculizar el lenguaje inclusivo, la edil Carmen Rouco ha considerado que hay “un sesgo ideológico” y una “imposición” por parte de “grupos de presión minoritarios”, en referencia a los colectivos feministas.

La respuesta ha sido la esperada por parte de la izquierda. Amparo Bella, de Podemos-Equo, llegó a hablar de “bazofia despreciable, desagradable y ofensiva”, mientras que Luisa Broto, de ZEC, ha considerado que la propuesta “solo busca la crispación” y es “manifiestamente ilegal”. Antonio Barrachina, del PSOE, ha esgrimido la defensa que hace su partido del feminismo y de la legalidad como motivos para rechazar la iniciativa. También ha recordado que todos los sindicatos se han opuesto a la moción de Vox.

Por parte del gobierno, la concejal de Igualdad y concejal de Cs, María Antoñanzas, ha defendido que su grupo destaca por su defensa de “la libertad, la igualdad y el respeto a la ley”. Ha recordado también que el lenguaje no sexista e inclusivo puede coexistir con las normas de la RAE. Cuando parecía que esa iba a ser la posición del gobierno, el concejal de Acción Social y edil del PP, Ángel Lorén, ha pedido intervenir. El alcalde, Jorge Azcón, ha mostrado su sorpresa, dado que pensaba, según ha dicho, que solo iba a hablar Cs de este asunto.

Lorén ha cargado contra la izquierda y la “utilización ideológica” del español y ha cuestionado “la estigmatización” de quien rechaza el lenguaje inclusivo, que en su opinión a veces deriva “en incumplimientos de las normas gramaticales básicas”. Para “buscar puntos de encuentro”, ha planteado una enmienda de sustitución en la que se puedan respetar “las normas gramaticales” de la RAE, eso sí, sin tocar una coma de la extensa exposición de motivos de la moción de Vox en la que se desacreditaba el lenguaje no sexista.

Carmen Rouco ha acusado a Cs de “doblegarse ante los postulados de la izquierda” y “de carecer de principios”. Es más, ha advertido a Azcón que la formación naranja puede acabar haciéndole una “pirueta”, como ocurrió en Murcia. Pero al final ha aceptado la transacción del PP sin renunciar, eso sí, a lanzarle un dardo de esos que escuecen. “Aceptamos la transaccional, aun siendo muy tímida, como son ustedes, muy a su estilo, perdiendo la batalla cultural. Hace mucho tiempo que no sabemos dónde están. Definitivamente, solo queda Vox”. Lorén, sorprendido, ha apuntado: “Entiendo señor alcalde que se acepta la transaccional por sustitución”. Y el alcalde ha cerrado el debate cortante: “Lo ha dicho la señora Rouco en su intervención, no sé por qué pregunta”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión